El Tiempo Encontrado. Diario Treinta y tres.

Publicado en: Entradas | 6

 

Viernes 11 de mayo. No puedo evitarlo. Siempre siento que estoy al borde de decir una palabra de más.

Siempre Goyo. El lugar de lo filosófico aconteció. Fue en Madrid cuando en un grupo de estudio contigo descubrí que Spinoza existía. Y mas que nada que la acción la entendió un tallador de lentes en Ámsterdam, mucho antes que el Teatro se ocupara de ella. Aconteció y fue como una revelación y me salvo del exceso freudiano.

Sábado 12 de mayo. La nueva mujer esta hablando para todas las mujeres del universo. Será lento, pero será. En mi próxima vida preferiría ser mejor, mujer.

Domingo 13 de mayo. La memoria.  1978. Madrid. Tato Pavlosky. Angel Rugiero. Alguno más que no recuerdo y yo, hicimos un minicurso con Roberto Villanueva. Semiología. Queríamos aprender y colaborar con Roberto que no lo tenia fácil con la supervivencia. Todos muertos. El rito es lo que se ve del mito. Ya no lo olvide. A pesar de la muerte. ¿Por qué hoy?

Martes 15 de mayo. Una de las cosas buenas que tiene la pedagogía es que te obliga a ser un mentiroso compulsivo para sobrevivir o te exige todo lo contrario. Honestidad muchas veces perdedora. Contra el sistema y eso casi siempre es contra la rentabilidad. Para ganar prestigio hay que perder dinero.

Un alumno no debe vivir con las verdades de un maestro. Debe poder conseguir que el maestro renuncie a sus mentiras. A veces mis alumnos me ayudan. Hoy lo hicieron.

Thomas Mann. Una critica que no es al mismo tiempo una confesión, no sirve.

Cada día que pasa me siento mas excluido y mas minoría. No se si es solo defensivo. Me he ido de todo lo llamado profesional porque no soporto los odios y las mezquindades que hay que soportar. Busco trincheras y mis clases y mis libros lo son.

Miércoles 16 de mayo. Un hombre en la puerta de mi casa mata por robar y va preso. Un hombre en la Franja de Gaza mata en nombre de una bandera y de un uniforme militar y lo condecoran. No hay forma de que yo lo acepte. No quiero entenderlo.

Jueves 17 de mayo.  María Jesús Vals será la directora que necesita un centro para Mayores porque tiene deseo de cambiar algo. Tiene los afectos oscuros, las ideas claras y el pelo azul. Una mujer muy interesante.

Pertenezco a la cultura judía. Por ella me siento judío. No puedo aceptar ni aprobar ni perdonar al judío que en Gaza mata a un palestino y se oculta detrás de su glorioso uniforme militar. No puede comprender lo que siente cuando aprieta el gatillo. No comprendo la guerra. Un soldado asesino es aquel a quien le imponen la doctrina de matar y la asume. En nombre de un ideal o una bandera. Preservar la muerte porque siempre ha sido así. No lo puedo tolerar.

Viernes 18 de mayo. Juan Ángel es Bogotá y la portada de Hacer Actuar.  Ya no es la palabra de Borges que alguna vez intentamos compartir. Ahora es la nuestra.

Sábado 19 de mayo. Recortes Cero. El marco político y que lugar ocupamos en él. ¿Cómo nos ven o como somos? No se que tipo de significado somos capaces de generar, pero sé muy bien que el grado de implicación de los militantes me habla de algo que la realidad no acaba de captar. Somos mucho más que un melancólico proyecto de transformación de la sociedad. Hay ruidos que confunden y matices que difunden. Hay una dosis de presencia en la realidad global de esta política nacional que aún no es ajena.

Domingo 20 de mayo. Primer ensayo conmigo de Ella Recuerda. Blanche Dubois. Esa mujer tan deseada. Una vez mas tendré que descubrir con Bea y Dani y José que nunca tengo nada hasta que los actores no me lo muestran.

Lunes 21 de mayo.  El regreso. Después de todo nadie regresa de donde nunca se fue. Algo de Troilo y el barrio y esa parte de mi identidad donde se cruza lo argentino con el arte, me da la escucha para descubrir que no he dejado de mirar para atrás. Aquí con un Moisés bajando en Barajas en 1976 y 41 años mas tarde sin Moisés y con tanto cansancio como para negarme a claudicar. No tengo ninguna opción. Elijo el Hijo.

Mi show también es Youshow. Estoy contigo.

Martes 22 de mayo. En algún lugar de Latinoamérica una madre le dice a su hija. “No lo lindo gusta sino lo que gusta es lindo”. Mujer hermosa es la que acciona y yo la veo en escena. Desde algún lugar me llega el sonido de esa otra belleza que no responde al modelo creado por los demás. Hay que construir la belleza. Eso es actuar.  No hay ninguna otra belleza que no sea la que sepamos conseguir.

Miércoles 23 de mayo. Ha muerto Philip Roth. Los budistas que se inmolan dicen: morir bien es mejor que vivir mal. Este escritor de vidas contradictorias me ha hecho mucho bien con su literatura en los últimos 30 años. A los 85 y con pocas faltas de ortografía, de pie delante de un atril por su atormentada espalda, lo imagino los últimos años observado aterrado una hoja en blanco. Ha sido un gran escritor primero. Judío y budista después. Ha muerto bien. Se inmolo.

 

 

 

 

6 Comentarios

  1. Carlos Soria
    | Responder

    No lo lindo gusta sino lo que gusta es lindo
    El rito es lo que se ve del mito. Buenísimo me encanta, gracias Jorge por escribir un abrazo

  2. Eusebio
    | Responder

    Buscar trincheras en los libros y las clases es la esperanza. La Luz que se contrapone a la oscuridad. Las puntas de tus dedos hacia afuera apuntan a la imaginación y eso transmites. Las líneas de tus palmas, al camino que compartes como maestro. No te quepa la menor duda que la batalla la estás dando.

    Qué batalla más hermosa.

  3. Tespis
    | Responder

    Toda técnica es una metafísica
    Es el oximoron sofisticado que elegiste para describir una disciplina liberadora
    Otro oximoron al fin y el al cabo
    Y por el que no tenemos tendencia a conformarnos aquellos que no creeremos nunca en la premisa menos es más
    Gracias
    Porque las piedras con las que nos tropezamos son las mismas con las que un día hicimos el fuego
    Podemos elegir
    Tropezar de nuevo
    Tropezar de nuevo
    O el fuego

  4. Jose Antonio
    | Responder

    Creo que todos debemos tener Una trinchera donde refugiarnos y desde donde dar la replica que queremos dar en Este Munro….no podria imaginarme mi Vida llendo de casa Al trabajo y viceversa sin poder acudir a mi trinchera que son las clases,Los ensayos y las escenas…y dar la batalla que realmente quiero dar,desde ahi…eso me hace feliz, me hace sentir vivo

  5. Vilma Restrepo Gil
    | Responder

    Estoy atrapada en este discurso. No lo se. Es casi un bloqueo. Es verdad lo que siento? Que libro debo leer?

  6. Flor
    | Responder

    “Somos mucho más que un melancólico proyecto de transformación de la sociedad”
    Que nuestro arte sea matiz, de esos, que se cuelan por los surcos que deja la guerra, la muerte, la indiferencia y esa realidad. Y al final, hay tantos espacios rotos, que estamos por todos lados sembrando la diferencia. Inventando otra realidad.
    Che Eines, un abrazo y te estamos esperando.

Dejar un comentario