Antes del daño.

Publicado en: Entradas | 34

Hagamos memoria. ¿Qué había antes del daño? ¿Antes de la crisis?
El todo solo es igual a la suma de las partes cuando las partes se ignoran entre sí. En lo social y en la escena. Porque la ignorancia entre las partes ha sido grande, el daño ha sido mayor. Profesionales de la escena cada vez más individualistas. Todos sosteniendo una verdad a la búsqueda del sálvese quien pueda.
Los hombres y mujeres del Arte del Actor deberíamos aprender a querernos un poco mejor. No me refiero a querer compartir lo que uno posee con los otros, celebrando el acontecimiento en cenas de muy prestigiosos restaurantes. Esos lugares parecen querer indicar cuanto estamos dispuestos a gastar en nombre de la amistad.
Para un actor hay un solo compañero de profesión. El que actúa. La demostración de la profesionalidad vivida como la superación de una etapa: dejar de trabajar de camarero o camarera y sentirse profesional haciendo lo que uno quiere.
Los gobiernos democráticos han estado obsesionados por dar un sentido no creador a lo que denominaron sociedad del bienestar. Homologando bienestar a uso y placer, le han hecho creer a la sociedad que en el usufructo de los objetos, sean sartenes de teflón o casas de fin de semana, radica la felicidad.
Otro significado está por descubrirse. El actor que debería haberse especializado antes del daño, en diferenciar significado de significante, tendrá ahora su ocasión de revancha.
Una revancha salvadora. Quizás descubra que el talento del actor no es otra cosa que la imaginación puesta en el cuerpo y convertida en puente entre el significado de lo escrito y el significante de la realización escénica.
El talento del actor no se mide por su capacidad de permanecer al servicio de lo que el poder desea. Nunca ha sido así, ahora no lo será tampoco.
Tratemos de explicarlo un poco mejor.
El poder le impone al arte reflejar la realidad. ¿Para qué? La realidad, es la realidad del poder. Si el actor desde lo que hace en el teatro, el cine o la televisión refleja la realidad, hace lo que el poder desea que haga.
Si el actor asume esta lectura en lo que tiene de alianza involuntaria con el poder, reaccionará con una afirmación a favor de su libertad o lo que es lo mismo, a favor de su imaginación.
No son más noticias de la realidad diseminadas en comedias de situación, ni mas humor sobre la corrupción instalada en la política, ni mas perfumes que exhiben el lado encantador e infalible de los mismos para seducir y abandonar, ni mas guiños de complicidad con los espectadores para que se diviertan y olviden. No es todo eso, lo que la sociedad exige en este momento del arte del actor.
Vividores y complacientes con la mirada del gran público, siempre los hubo y no hay duda de que siempre los habrá. Ellos, no excluyen ni sepultan ni evitan a los que descubren que tienen algo diferente que decir y el deseo y la convicción de enfrentarse con esa realidad que les susurra: no te atrevas, solo intenta sobrevivir.
¿Queda algo por hacer?
Hacer la Historia. Sin duda es más fácil que la historia nos haga. Asumir que la imagen manda y que si no apareces en la televisión no eres nadie. Es la definitiva conclusión que nos ha dejado el tan publicitado estado del bienestar.
Hemos dejado que la historia nos construya y lo está consiguiendo día a día con un cierre magistral. Nos ha hecho daño. Es el momento para hacer la historia. Suspender los saberes ajenos para poder descubrir los deseos propios. No podemos convertirnos en lo que queremos ser sino negamos con convicción y radicalidad lo que el poder ha hecho de nosotros.
Si nos distanciamos un poco de la inmediatez se podrá discernir entre producir rápido basura fácil de vender o producir esa otra cosa que no sabemos qué es y que quizás se venda o quizás no.
El actor de nuestro tiempo elige. Un proceder para minorías le puede hablar a una mayoría. Algo pequeño no habla de todo el mundo. Por eso es escuchado de otra forma. Es gradual no inmediato, pero tiene consecuencias.
Ahora surge un territorio para una nueva escucha. Marcar ese territorio es una tarea para el Arte.
Estamos convocados.
El Teatro no se hace con temas, palabras o signos. Se hace con eso que ocurre. Hoy más que nunca Enrique Buenaventura tenía razón. La vida no se puede ensayar, pero el Teatro nos debería permitir ensayar la vida.

34 Comentarios

  1. Guillermo
    | Responder

    Excelente, necesario, doloroso, verdadero!!! adelante !!

    • agusTito Bellusci
      | Responder

      Querido Jorge. Muchas gracias por ponerle palabras a esto que nos está pasando. Yo me preguntaba el porqué de mi renacimiento artístico y mis ganas de actuar, dirigir, hacer teatro, performances, lo que sea. Maneras de responder a esta demoledora Realidad. Primero pensé en mis genes argentinos adaptados a todo tipo de crisis económicas, dictaduras y fascismos varios… Algo de eso debe haber 😉 Digamos que mi organismo se siente «como en casa» y revive. Estoy más vivo!
      Pero por otro lado coincido contigo (y gracias otra vez) , en que me sale decir «teníamos razón» , en estos últimos 30 años estábamos dormidos o anestesiados por el consumo, por el acceso al «estado del Bienestar», pero vacíos de contenido. Hace años que vengo denunciando ese adormecimiento vital, ese espejismo, esa «burbuja». Donde en España, ni siquiera hubo un permiso para responsabilizar a nadie sobre las consecuencias de la Guerra Civil, ni tampoco poder enterrar a las víctimas con dignidad. Como mi foco de atención no estuvo en el Tener y acumular riqueza, sino en el Ser. Ahora no sufro!! No he perdido nada, me adapto fácilmente a no poseer, pues lo más importante para mi nunca ha pasado por ahí. He dedicado estos 30 años en trabajar en mi Crecimiento personal. A través de este Arte maravilloso que es el Teatro y sobre lo más apasionante: El proceso creativo en el Teatro y en la Danza. Me temo que el problema de la crisis, se desviará, como han hecho con tantas buenas revoluciones y el Sistema, volverá a fagocitarse los cambios necesarios.
      Y luego… leo tu versión de Bodas de sangre 1941. Qué buena idea! Como si hubieses dado en el clavo, en la sangre que nunca dejó de correr. El fascismo versión española, o sea el franquismo, están en su punto más alto de los últimos tiempos. Se hace necesario hablar de ello!! Un gran abrazo, amigo.

  2. Felipe Botero Restrepo
    | Responder

    Jorge,

    Qué difícil se hace cada vez justificar el papel del actor en la sociedad. Los actores no poseen la cura contra el cáncer, y por supuesto no la van a descubrir. Tampoco pueden solucionar la hambruna en África o el calentamiento global o la crisis económica. Pareciera que es un sujeto inútil para la sociedad actual, o tal vez siempre lo ha sido. Tal vez el error consista en buscar una justificación para realizar este oficio.
    Pero al mismo tiempo la cuestión parece pertinente ante tanta basura mediática y tanto efectismo gratuito para llamar la atención del público.
    ¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Cuál es nuestra responsabilidad con la sociedad actual?
    Tal vez sean preguntas sin respuesta, como muchas veces sucede en escena.

    Felipe Botero Restrepo

  3. Pantxo
    | Responder

    Se quiere a morir o no se quiere. Es decir que dejemos la palabra para despues de la mirada, la lucha para despues del amor, la pasion para despues del deseo, el poder para despues del nacer y el comer para despues del actuar. ¿Que ha pasado para que nos siga ganando el pulso la realidad impuesta por poderes que jamas podremos vencer desde que pensamos que no depende de nosotros alcanzar esa victoria? Como diria el cantautor Carlos Ramon Fernandez «¿que te ha pasado justicia si a mi por ser pobre a mi me pegás?, ¡y el que se llevo la plata anda de joda y en libertad!» La parte integrante del todo Jorge. Y cada parte ignorandose a si misma y a las demas. Es como anularse gratuitamente, hacerle el trabajo mas facil a este sitema socioeconomico tan vellaco. Hoy el ejemplo mas que nunca tiene que ser uno mismo, porque si el paradigma a seguir es defender la camiseta de las consignas del poder andamos disparando contra nuestra propia vida, sudandole la camiseta al contrincante. Resultado: derrotados en la cancha, en en vestuario y en el entrenamiento. Traducido: venidos y acomplejados en la vida, en la casa y en el ensayo. Tirar palante contra todo, pero con la cabeza tan alta como el lugar que soñamos para nuestra profesion. El exito no es salir en television o ganar tantisimo dinero, el exito es, como diria Roosvelt, ir de fracaso en fracaso con la cabeza bien alta. Con la dignidad de decirse a uno mismo, lo he hecho porque no daba igual que siguiera igual. Miremos el ejemplo que nos estan dando los sanitarios de los hospitales de Madrid, como defienden su profesion, su arte, su publico, sus centros, sus dignidades, su presente y a la larga su futuro y el nuestro. Y si para ello es preciso encerrarse, dimitir, ser expulsado, arrinconado y estigmatizado socialmente, hacer huelgas, bailar frente a hospitales, abrazar sus lugares de trabajo…..y que union!!! La union de todas las partes! Y nosotros nos llamamos compañia…. compañia es aquella que lucha a tu lado. No es facil luchar, de hecho el primer sentimiento que a uno le viene al decidir lucha por algo digno y justo es la angustia, pero nos pregunto ¿que mayor angustia hay que sentirse fuera del verdadero sentido de uno mismo, de los que somos y para lo que estamos hechos?. En el fondo esta crisis, como todas es una guerra entre ricos y pobres, pero tambien una batalla mas en la que hay dos ejercitos, la de los valientes y los temerosos. Y aun asi en esta batalla, los valientes se ponen a las puertas del parlamento a costa de que le cargen a cuenta 300 euritos de multa con la que esta cayendo y los temerosos les aplauden desde la otra acera, asi que no estamos tan lejos de una union verdadera que se deje de ignorar. Solo tenemos que amar a morir. Nunca eros y tanatos se fusionaron tanto como el momento en que uno pierde todo para conseguir solo algo verdadero en su vida. Seamos verdaderos, quitemonos las mascaras y actuemos. ¿Que deberia hacer si no el actor? Pues como siempre ha hecho durante toda la historia de su vida, ser el precursor de un nuevo camino que antes de que el se pusiera a trabajar no habia nada, ni nadie. Las puertas estan abiertas maestro, solo tenemos que darnos la mano y avanzar hacia delante.
    Feliz daño.
    Ptx.

  4. edgardo Gili
    | Responder

    Magnífico Jorge (se puede leer con pausa o sin ella)
    lecturas como ésta me producen una buena sensación de estar acompañados. Me revitaliza y dispara energía para seguir sosteniendo paradoja y compasión
    Me toca el centro justo de la identidad: la ética…desde ahí, a expandir!!!

    Abrazo
    Edgardo Gili

  5. emilio
    | Responder

    El hecho teatral, se caracteriza desde mi punto de vista, por tener sobre sí la responsabilidad de la mirada que el director, en este caso Jorge, abre a la exploración; ésta, a veces, será diferente de la del público.
    El actor acompaña con su acción este conflicto y el público participa de la mirada que el actor, convencido de una fortaleza que se apoya en su mentor, le sugiere.
    Mirar no es por tanto saber que hay alguien más, sino sentirlo, pero un sentir a la manera de Jorge Eines, es decir, que parte de la acción material y que recíprocamente encuentra al otro transformando sus zonas invisibles.
    Buscamos una percepción donde las partes se unen para hacer más amplio el sentido, como un todo que abarca al director, al actor y al espectador llevándolos más allá… del daño.
    Sentir es significarse en una partitura que mira hacia la vida, la cual es ir siempre trascendiendo lo concreto sin abandonarlo jamás, abriendo territorios, mejor deberíamos decir horizontes.
    La mirada del espectador siente y es sentida ya que se ensancha si la acción teatral se atreve a sugerirle que mire de otra manera, con una mirada corporal que sale al encuentro del daño, porque lo percibe con las zonas sensibles que nos ocupan y no con la palabra que las desocupa, como si jamás hubieran existido en nuestras vidas.

    Feliz año
    Emilio

  6. carmen
    | Responder

    Durante varios años tuve que sacrificar, y muy a gusto, teatros, cines, encuentros, lecturas por la llegada al mundo de mis dos hijos. Llevo varios meses que ya me acompañan o puedo ir sola de nuevo. El viernes 14 y domingo 16 tuve la oportunidad de ver bodas de sangre en Zaragoza con mi hija primero y con los dos el domingo. Ha sido un reencuentro maravilloso. Yo no busco distracción, no busco olvidar….busco alimento para mis emociones y Lorca sumado a esos actores mecidos por ti, me lo dieron.
    Por favor, sigue enfrentándote a esa realidad que tanto tienta a actores y directores y que tantos acaban por caer. Fortaléceles también a ellos, a tus actores.
    Es fundamental alimentar las emociones a través de las grandes cosas que hacéis y las necesitamos más de lo que se piensan algunos… Gracias.

  7. Menchu
    | Responder

    Compañeros del arte. En la escuela, en el escenario, en el patio de butacas, en la distancia y en casa.

    Jorge, maestro en el arte y compañero en la vida. Aquí estamos, tejiendo !!!.

    Hace un año que mi padre se estaba muriendo lentamente, primero se fue la cabeza y luego el cuerpo. Ese cuerpo que le acompañó con tanta fuerza a lo largo de su vida. El pensamiento era otra cosa. El se vanagloriaba de que no le gustaba leer, ni ver cine, ni profundizar en las cosas, ni escuchar…. Y a pesar de todo esto le gustaba el TEATRO. Le gustaba ir al teatro. Le gustaba prepararse para ir al teatro. Llegar a la taquilla, recoger las entradas y sentarse en la butaca. Le gustaba ese ritual. Vió todos nuestros espectáculos y era el primero en aplaudir con sus manos fuertes nuestra ilusión. ¿Qué era el teatro para mi padre? Emoción, encuentro, inocencia, juego, niñez….
    Quizás no pudo jugar mucho de pequeño en una España miserable, franquista, de posguerra, de hambre y miedo, y ya de adulto encontró en el teatro la posibilidad de otra verdad. De otro juego sin riesgos reales. De esa inocencia que perdió pronto. Decía: «No sé por qué lloráis viendo una película, si es todo mentira» «El teatro es otra cosa» «El teatro es verdad». Y lloraba y se reía y estaba ahí, en su butaca, pudiendo escuchar a través de los cuerpos de los actores.

    Comparto nuevamente las palabras de Jorge: «El Teatro no se hace con temas, palabras o signos. Se hace con eso que ocurre. Sí Jorge se hace con eso que ocurre de lo contrario mi padre no hubiera ido nunca al teatro.

    A mi padre.

    About these ads

  8. Natalia Villena
    | Responder

    «Quizás descubra que el talento del actor no es otra cosa que la imaginación puesta en el cuerpo y convertida en puente entre el significado de lo escrito y el significante de la realización escénica»El poder le impone al arte reflejar la realidad. ¿Para qué? La realidad, es la realidad del poder. Si el actor desde lo que hace en el teatro, el cine o la televisión refleja la realidad, hace lo que el poder desea que haga.»
    Construir, imaginar, crear, no es solo un hecho acto artístico, es también un acto militante. El verdadero artista, el que realmente trabaja, no el que copia lo que el status quo quiere es un militante activo, por mas que se crea que hay que hacer política solo dentro de un partido o agrupación. La historia ha demostrado que el arte transforma. Hoy mismo podemos ver en Argentina, las cosas que se ha logrado, los nietos recuperados gracias a Teatro por la Identidad. Pero es necesario diferenciar al verdadero actor, el que construye, el que milita y el que copia la realidad, el que está al servicio del poder, el que hace lo que «está de moda».

  9. Mónica
    | Responder

    Supongo que la aportación del actor es cuestión de honestidad,honradez y ambición,que no codicia,lo mismo que en el resto de profesiones. Esta crisis va más allá de lo económico. Es trabajar desde la verdad y con una verdad,con respeto al público y al compañero.
    Mil gracias Jorge.

  10. Sergio
    | Responder

    Estado de bienestar es equilibrio entre lo que deseo y lo que tengo. Aquello que me hace feliz y se convierte en necesidad, casi droga, sueños.
    Siempre me he sentido afortunado por saber desde niño qué quería ser y me siento feliz de seguir luchando por ello. Hay veces en que mi estado del bienestar es nefasto pues no solo no alcanzo mis metas en esta profesión sino que el poco tiempo que tengo para respirar y recibir aire de los que me quieren lo invierto en profesiones esporádicas que no son siquiera las que me dan de comer bien del todo. No solo no vivo de un trabajo que no me gusta y que me permite el tiempo libre que el resto del mundo tiene, mediodía de sufrir vendiéndome para tener mediodía de bienestar con los míos, con mis aficiones….
    Sufro el mal de la gran parte de los que seguimos luchando, trabajar sin cobrar en lo que amo con el sueño de que algún día me dé de comer única y exclusivamente y el otro medidía seguir trabajando en cosas que no soy yo, que no son mis sueños pero que desgraciadamente son las que pagan mi techo, mi comida, el tiempo que dedico al otro trabajo que no trae pan. Cierto es que mientras actúo, ensayo, imagino… vuelo, a otra parte, pero cuando me apetece leer y no tengo energía ya para hacerlo, cuando me duermo a media gran pelicula, cuando no llego a la hora a la función de la obra que deseaba ver, cuando me abrazo al amor solo para quedarme dormido (ya no me queda fuerza para más), me pregunto si tanta lucha merece la pena, si la vida es para vivirla o para soñar.
    SIgo luchando para vivirla soñando, pero esta realidad ahoga y uno cada vez se cansa más. Por suerte me conozco y un día de derrota me sirve para rearmarme para la batalla de mañana, espero que la realidad no me abata y pueda ver el final de mi guerra, con victoria y champán sobre un escenario, que me dé de comer en mi casa junto a los míos, los restaurantes «pa» su puta madre.
    Post: Menchu, tu comentario es motivador y de una poética que rasga. Solo me venían imágenes a la cabeza, que no me pille una cámara en la mano, jeje. Un abrazo enorme.

  11. José Ramón Fernández
    | Responder

    Sabio como siempre, amigo. Y donde dice actor puede decir escritor, pintor o músico. Me apunto el final: La vida no se puede ensayar, pero el Teatro nos debería permitir ensayar la vida. Hacemos esto para entendernos, para dibujarnos. No es un negocio, es un quehacer. Un abrazo.

  12. Andrés Beladiez
    | Responder

    Gracias Jorge.

  13. Rita Terranova
    | Responder

    Gracias Jorge! Artistas o cortesanos…La historia del actor. Un abrazo inmenso. Lo reenvío a mis amigos y colegas. Hasta pronto Maestro!

  14. Lydia Di Lello
    | Responder

    Hola Jorge, la idea de daño es muy fuerte. Pega y hay que hacer algo con eso. Una pregunta para hacerse es cuánto horada ese daño en cada uno. Si es irreparable, fea palabra, o hay posibilidad de resiliencia.
    Hay varias puntas para desenhebrar tu texto: el individualismo como enfermedad de estos tiempos, la banalización del deseo adelgazado en esta persecución del bienestar y el placer, el actor frente a la sociedad, pero sobre todo el actor frente a sí mismo. El poder transformador de las micropoéticas y micropolíticas, de cómo las minorías pueden hablarle a las mayorías. Y especialmente, el lugar del arte. El teatro como reflejo de la realidad o el teatro que crea universos, un teatro del acontecimiento que no es la puesta en escena de un discurso, y en este sentido una apuesta al trabajo del actor como esa búsqueda que empieza desde el cuerpo.
    Abandonar la comodidad del placer y atreverse a la incomodidad del goce. Animarse a que lo que salga sea esa cosa que no se sabía que estaba, una cosa sin nombre todavía. Lo que me lleva a esta cita del artista plástico Jean Dubuffet: “El arte no se duerme en la cama hecha para él. El arte ha de huir mucho antes de tener que admitir su nombre: lo que le gusta es estar de incógnito. Sus mejores momentos son cuando se olvida cuál es su propio nombre”.
    Buen año. Un abrazo.

  15. Mariel
    | Responder

    No sé que decir, me abruma tanta idea cruda y real de tantos compañeros. La vivencia del teatro que te descubre a ti mismo precisamente por poder dejar de ser quien aparentas ser para ser otra cosa. Para ser. Lo he dicho en otras ocasiones, el teatro me da más de lo que yo puedo darle. Después de años de vivir en trabajos alimenticios (sobrevivir quizá), que en ese momento servían pero que dejaron de servir. Me llevo aprendizajes, viajes, golpes, risas, amigos, conocidos, dolor, desilusiones, heridas, cicatrices en fin, vivencias. Todo eso me trajo hasta aquí, hasta la escuela de Jorge, donde soy, donde creo, donde aprendo, donde quiero estar.
    Nos venden el placer, lo más rápido mejor, con el mínimo esfuerzo mejor todavía, y si es gratis ya es la leche y si no es así, cambiamos que hay mucha oferta. Esa vida es menos exigente pero el placer enseguida desaparece y volvemos a la rueda. Como dice Lydia es mejor buscar el goce que el placer, no más fácil, pero a la larga mucho más humano, gratificante y hermoso, más real.
    El teatro es real, un sueño real. Somos privilegiados porque soñamos y vivimos sueños reales.
    Besos compañeros.
    Mariel.

  16. Jesus
    | Responder

    Que maravilla!! Poder leer verdades como puños. Gracias por ese poder curativo del ARTE!!! Y por estar ahi…
    Besos a todos.
    Feliz 2013.
    Jesus.

  17. Dallyana
    | Responder

    Y yo que ingenuamente venía a hacer teatro… y resulta que el teatro me está haciendo a mi.
    Sus palabras me tocan el alma y solo me queda agradecerle a la vida por haberme traído hasta aquí.
    Feliz 2013.
    Dallyana

  18. Diego Soifer
    | Responder

    Excelente Jorge!
    El arte y el artista como segundos cuestionados en tiempos de crisis (primera la inmigración).
    Pero seguimos respondiendo con la creación, con lo más potente y honesto que tenemos, para así demostrar lo imprescindible del artista atento y sensible para la gente de hoy.
    El rol del artista queda enteramente en nuestras manos.
    Gracias, siempre un placer, y hasta tu próxima entrada,
    Diego

  19. Pantxo
    | Responder

    O como diria Nietzsche: tiene valor quien conoce el temor pero lo domina, quien ve el abismo, mas con orgullo; quien ve el abismo, mas con os ojos del aguila; quien con las garras del aguila se aferra al abismo, ese tiene valor.
    Me acabo de terminar un libro de un autor que espero circunde vuestra biblioteca matutina, se llama «Anatomia del miedo: un tratado sobre la valentia» de Jose Antonio Marina.
    Rescribo primero la parte mas cruda:
    «Voy a presentar al lector un desolador ejemplo, para intentar sacar de el alguna enseñanza. Desde hace tiempo intento conocer los procesos de formacion de las fuerzas de combate, de los llamados soldados de elite, porque las fuerzas armadas, sobre todo las de EEUU, han dedicado mucho tiempo a investigar sobre los mecanismos de adoctrinamiento. Cuerpos de combate que preparan a los soldados para que sean agresivos y esten dispuestos a obedecer las ordenes aunque les lleve a la muerte. Cuenta que los reclutas sufren durante su entrenamiento torturas parecidas a las que infligieron a los presos de Abu Graib (que para no dañar la sensibilidad de algunos no voy a relatar, nota propia)… hasta que anulan tu personalidad y comienza la reprogramacion. Se trata ante todo de impedir cualquier pensamiento independiente, y de implantar un mecanismo automatico de obediencia que sea infalible y sustituya a la propia voluntad, se imponga a las interminencias del corazon y bloquee la aparicion de ocurencias criticas»

    Al igual que este autor creo firmemente que la valentia del ser humano consiste en la libertad, una libertad etica y artistica en nuestro caso. Me imagino que ser libre es como volar (aunque suene tipico) y para volar o bien tiramos de Ryanair o nos deshacemos de las ataduras que nos sujetan firmemente el cuello hacia abajo para no ver mas que la tierra: miedos, bloqueos, verguenzas, sensaciones de ridiculo, baja autoestima… Tenemos un sistema social que nos dice: ¡haz como nosotros seras feliz!, cuando realmente quieren decir: ¡dejate de soñar que a nosotros nos gusta vivir de ti! Por eso el artista debe ir a contracorriente, sentirse perdido, hallarse solo, regodearse en una pregunta imposible de pronunciar, desesperarse de ver luces y no hacer caso a la primera que nos destelle, en definitiva caer en el abismo, pero como decia Nietzsche. Pero ojo, ahi estan los Meyerhold, Lorca, Van Gogh, Alfred Jarry, Camus, y los miles de artistas presos en China, Cuba, Birmania, Bielorrusia, Rusia, Estados Unidos…..

    Para terminar esperanza, como diria Jorge la pastilla de esta es la Dignidad. Paso a describir su prospecto:

    Uno: fortaleza, o energia para inicar la alta empresa de ser hombre, o mujer.
    Dos: justicia, o la virtud que se encarga de diseñar el proyecto para ser compartido por los seres humanos.
    Tres: prudencia, para aplicar el proyecto universal a las circunstancias particulares. En los medios debe estar el fin, pero el fin no justifica los medios.
    Cuatro: templanza: disfrutar de los placeres dentro del proyecto general.

    Penultima nota: el mejor antidoto contra el miedo es…..la accion. Freud se retuerce.

    Ultima nota, que me encanto cuando la descubri. En la tumba de Max Aub esta escrito el epitafio: «Hizo lo que pudo». Un artista lleno de valentia. Que envidia!

  20. Belén Lázaro
    | Responder

    «No te atrevas, solo intenta sobrevivir» Me pregunto por qué estará tan latente en nuestras vidas. Es como si se nos educara para reprimir aquello que nos hace únicos. Como si tuvieramos en encajar en una especie de esquema práctico y comprensible para todo el mundo. Y¿qué pasa con aquello que solo a nosotros pertenece?Esos pequeños grandes universos desde los cuales podemos aportar nuestra esencia. Parece darnos miedo a expresarnos desde allí a atrevernos a decir esto soy y aquí quiero estar. Sobrevivir no es suficiente. Sobrevivir es vivir a medias o no solo eso, es fingir que vives un poquito. Hay una cita que me da mucha fuerza:»es la vida lo que pasa mientras tú te empeñas en hacer otras cosas» Así que pongámonos a ello, atrevámonos…que en ello estamos.
    Belén

  21. Andrés Mellado
    | Responder

    A bote pronto me sale decir: ¿y ahora qué…?
    Ahora que nos quitaron el juguete ¿qué?
    Ahora que se vino abajo el sombrajo tras el que escondíamos nuestro drama… ¿QUÉ?
    Ahora no hay disculpa. Para saber “ahora qué”, será necesario no olvidar otra vez el porqué y mirarnos cara a cara en el espejo para despejar despacio, sin trampas el “para qué….”
    Jorge, una vez más me complace reencontrarme contigo en el espacio común, desnudo e imposible de manipular (gracias, amigo García Calvo) de las palabras.

  22. Carlos Soria
    | Responder

    Una vez siendo pequeño quería hacer una actuación en la calle, y un guardia me dijo: – Tienes que jugar en otra parte ¿o es que crees que la calle es tuya?, yo le dije: Si, la calle es de todos ¿No? – No, la calle es del ayuntamiento, así que vete a otra parte, contestó el guardia, ¿Como? No me lo podía creer… ¿Cuando se hizo el reparto de la tierra? y ¿quien era ese hijo de puta Ayuntamiento que había robado la calle? y ¿por qué no quería que se actuase en ella? A veces, ponen un escenario y actúa la gente, le dije al guardia, y el me contestó – Claro, porque eso da dinero, ¿entiendes? ¡dinero!; claro, que donde tu vives no sabéis que es eso. ¡Que hijos de puta!; Disponen además de un ejercito que les defiende en este hurto sobre el terreno y las ideas.

    En ese momento, y a mis 7 u 8 años me di cuenta que esto acabaría mal; me di cuenta, que se habían repartido el mundo entre unos cuantos y que el ladrón era el poder, el compinche del ladrón era el dinero que nos mantiene distraídos (para que entre el poder) sustituyendo las emociones, los vínculos, el arte, los amaneceres, las estrellas, el tiempo de calidad, los criterios propios… por males materiales y por pensamientos absurdos como «Si no cuesta dinero, no es de calidad», «Si no da dinero, no interesa» y lo malo es que llevan años educándonos para que no exista mas que eso y hay muchos y muy buenos alumnos que han aprendido bien la «lección». Afortunadamente, unos cuantos, son verdaderamente capaces de desprenderse de los valores y los intereses creados e impuestos.
    Alguien escribió una vez que ahora los sueños de los niños tienen luz artificial. Si somos los artistas, los mas sensibles a esto y por eso lo expresamos, entonces somos nosotros los únicos que podemos actuar en consecuencia, desde nuestro espacio, haciendo que este crezca mas y más. Ellos quieren terreno, pero no nos vamos a dejar contaminar; como dice Espronceda: » Allá muevan feroz guerra, ciegos reyes por un palmo más de tierra; que yo tengo aquí por mío cuanto abarca el mar bravío, a quien nadie impuso leyes». Así mismo, nosotros tenemos nuestra imaginación, nuestro arte, nuestra técnica, nuestro lenguaje tan propio y alejado de lo creado y lo impuesto…

    YA NADIE SERA CAPAZ DE CAMBIAR NUESTRO EQUIPAJE POR DINERO; ES ALGO QUE NO NOS PUEDEN ROBAR.
    MUCHAS GACIAS A TODOS POR ESTAR AHI PARA PONER LUZ NATURAL Y SENTIDO A ESTA VIDA, AMO EL ARTE.

  23. Danai
    | Responder

    Daño, crisis, desesperanza, corrupción, paro, políticos mediocres, desencanto…y porqué yo me siento siento llena, feliz, protegida, positiva, creativa, con energía, fuerza…hace tiempo que decidí apagar la televisión y no formar parte de esa gran negatividad que desprende este medio en estos tiempos, con el que pretenden instalar el miedo en nuestras vidas, esa negatividad de mierda que bloquea a cualquiera…de las noticias importantes uno se entera, si te preocupas de ver más allá. He aprendido a protegerme de todo eso, a no identificarme con ello. Creo que está en nuestras manos el poder aprovechar este momento para unirnos, imaginar, crear e inventar cosas nuevas, crecer y darnos cuenta de una vez por todas, que la vida que hemos vivido todo este tiempo no se sostenía por si sola. Consideremos esta crisis como una sacudida y un despertar a nuevos terrenos.
    Me he llevado muchas cosas de Jorge en mis años compartidos con él, pero si tuviera que quedarme con una de sus frases sin duda alguna sería » el arte nos salva de la vida». Así es y ahí está la respuesta a mi felicidad. Y como bien sabemos, este arte puede buscarse y encontrarse en cualquier lugar ( depende de nosotros ). Curiosamente creo que no está en la fama, ni en las series de televisión, ni en ese afán de ser reconocidos por medio mundo, esto más bien me parece que es el medio para poder comer ( también necesario e importante, por supuesto, si no la parte artística queda anulada por la preocupación económica), pero a nivel arte, alma, crecimiento, felicidad real… está en el hecho de creer en algo que te apasione, compartir con un grupo humano ese proyecto que te permita volar sin medida, imaginar y crecer juntos hacia un objetivo común, que no es otro, que actuar, escribir un poema, pintar un cuadro… Actuar con libertad, con generosidad hacia los demás y protegernos en ese lugar unos a otros para sobrevivir a estos tiempos difíciles. Conozco a tanta gente que no sale en televisión y que no es conocido en la profesión que son verdaderos artistas… que se inventan las cosas cuando los que tienen el poder no les brindan la oportunidad de poder mostrar lo que tienen que ofrecer…démosle la vuelta a la vieja historia y dejemos de compadecernos, el poder esta en nosotros, inventemos. Plantemos cara a políticos, sistema etc…desde ese lugar.

  24. gastóntk
    | Responder

    el ser y el ente
    tkgaston

  25. Carlos Bernal L.
    | Responder

    JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ Y JORGE EINES EN COLOQUIO CON ALUMNOS DE INTERPRETACIÓN: Generosidad por parte y parte. Los maestros no escatiman conocimientos y los jóvenes entregados a la teoría y al invento. Actores, un autor y un director, atentos todos y preocupados por jugar bien, cada uno su papel, en la delicada linea que une y separa el tiempo que nos tocó vivir y los secretos del arte,
    Cuáles son los deberes y derechos del artista? Cuáles los del ciudadano? En nuestro caso dónde se juntan? o, dónde se separan? En el acto mismo, los profesores cumplían con un deber importante, tan importante que se convertía en placer: pasar a los jóvenes los conocimientos que ellos a su vez recibieron de sus maestros. Las certezas, las intuiciones y sobretodo las preguntas, son el legado. Si ese ciclo no se interrumpe » el barco de la creatividad no naufraga»

  26. Daniel Torres Arincoli
    | Responder

    Muy buena reflexión. Felicitaciones. Un abrazo.

  27. Nerea García
    | Responder

    Mi historia en el teatro comienza cuando conocí a konchi Rodriguez, mi profesora durante seis años, con ella aprendí lo que es crear, no planificar nada y disfrutar como una niña para actuar. Luego me propuse estudiar de una forma mas seria y comencé a estudiar en la Esad de Asturias, solo estuve dos años, media carrera, me planteé dejar el teatro porque ya sentía que no me gustaba actuar….retome mis clases con Konchi y me di cuenta que actuar me gustaba, lo que no soportaba era la forma de enseñanza de la escuela, horas interminables de literatura donde me enseñaban a como interpretar a Antigona…Medea….se suponía que antes de afrontar un personaje tenia que hacer un trabajo de mesa de días, con palabras extrañisimas que en el fondo no me decían nada, cuando me levantaba de la silla ¡ Por fin !, no sabia como pasar al cuerpo todas esas palabras, entonces nos tomaban por tonto y nos marcaban sobre el papel los movimientos, las intenciones, el objetivo, pero todo era tinta de bolígrafo, cuando me ponía a actuar antes de salir tenia que incorporar todo eso por que ellos me lo decían. Me fui, deje esa carrera, el título me importaba bien poco. Mi profesora me recomendo ir a la Escuela de Jorge, y ahora si puedo decir que he encontrado un lugar donde me encuentro. Ahora solo pienso en aprender junto a vosotros, que son cuatro años pero me pasaría la vida metida en esas cuatro paredes, por fin estoy cómoda. Trabajando con el cuerpo, que las cosas se creen en el momento, en el aquí y ahora, comparto cada palabra que dices, en cuatro meses he aprendido mas que en mucho tiempo. La charla del otro día fue muy interesante. Es verdad que en Madrid existen muchísimas charlas, cursos…pero en ningún sitio se dice la verdad con una gran inteligencia y años de esfuerzo por el teatro. En esta charla me encontré con la realidad de cara, son cosas que me hacen reflexionar, acostarme y pararme a pensar en todas esas palabras y a encontrarles mi propio significado. Os doy las gracias por compartir con vosotros esa sabiduría, aún soy muy joven pero se que estoy donde debo estar. Tu dices que si realizas montajes no es para alcanzar un éxito, y eso me encanta, sino por trabajar con gente con la que te quieres comunicar, sin duda esto es el arte, si repasamos la pesada historia vemos que el arte desde su origen no es el arte que ahora conocemos, para sentirte artista tienes que triunfar, y ganar dinero y ser roconocido, sino es así se limitan a hacer cosas de mentira para ganar dinero, sin embargo el arte esta mas allá de esas estupideces. Termino diciendo que comparto mis días con una cantidad de estudiantes de actores y actrices y solo veo falsedades, gente joven agobiada por triunfar, haciendo cualquier cosa para que se les vea, admirando las alfombras rojas, y yo cada día mas tranquila, más segura de que eso no me interesa, no me interesa acabar haciendo algo para obtener resultado, solo quiero aprender, trabajar, aprender y trabajar, como tu dices con gente que merezca la pena comunicarse.

    Un enorme abrazo, y perdón por la biblia que he escrito.

  28. Ruth
    | Responder

    Yo creo que el verdadero arte, está más allá de la actuación física, el verdadero arte, se transmite a través de las emociones, y esa es la verdadera realidad, la del espiritu. eso es justamente lo que deberiamos aprender en este medio y no el buscar reconocimiento. Gracias Jorge por compartir tus ideas y hacernos reflexionar en éstos temas.

  29. Spicius
    | Responder

    ¡¡¡Pelotas!!! leed a Artaud y no os toquéis tanto los huevos.

  30. tespis
    | Responder

    a Artaud ya lo ha leído todo el mundo

    podrás vernos caminar bajo una lluvia sangrienta enloquecidos
    suicidados
    con los huevos rotos en las manos

    tranquilo
    solo sera teatro

  31. María Gainzarain
    | Responder

    El problema más grave que le veo a la televisión no es en sí misma, sino en el efecto que puede llegar a provocar en los televidentes….. Imágenes y palabras, que se reciben desde la pasividad, y pueden interrumpir el pensamiento…
    Un día te das cuenta, que funcionas como un televisor, y la reflexión personal, se convierte en un ir y venir de imágenes como en un zapping , que presencias y percibes, construyendo un mar de emociones, en una inmersión entre reglas y medias verdades, donde es imposible poder jugar…porque sólo somos espectadores….

  32. artjgpaniagua
    | Responder

    ¿Hasta cuando, vamos a seguir soportando que estos políticos mentirosos continúen arruinando la vida de las personas de este país grande que es España? Nos han mentido desde antes del comienzo de la crisis, y hoy lo hacen con sorna descarada y alevosía insoportable. Lo que se muestra día a día es la punta del Iceberg de lo que ocurrirá mañana, y si la punta de ese iceberg es negra como un inmenso carbón , imagínense lo que esconde lo que no vemos. Esto no es pesimismo , simplemente me refiero a una realidad, donde el ser humano , niega al ser humano, donde la violencia tanto verbal como física ha ocupado todo el terreno de las relaciones humanas, y donde el cinismo más terrorífico se ha impuesto como única realidad. ¿que ha pasado con la gente gaseada en Siria, qué pasa con tanta gente que muere de hambre , mientras se despilfarra dinero en armamento? ¿que estamos defendiendo, hacia donde estamos mirando , mientras que el pie destructor del tirano apunta hacia nosotros para estrujarnos? No vamos a ninguna parte sin el amor que requiere esta existencia, a ninguna parte , tan solo a la destrucción de la especie, que ya ha comenzado, porque las gentes y los gobiernos se empecinan en no mirar la existencia como un espacio de todos, que es hermoso y está diseñado para que todos vivamos en un armonioso movimiento hacia el amor y la paz espiritual . Pero ¿donde vemos estos conceptos aplicados , fuera de las religiones fanáticas, que nos quieren evangelizar «esclavizar» a todos?, simplemente en ninguna parte. Los poderes públicos, los gobiernos disfrazados de “Democracia” no son lo que parecen , esconden sus garras para destrozarnos, simplemente no les interesamos , porque sus intereses tan solo se centra en el : CAPITAL, ¿ y que es el capital frente a un ser humano? Sencillamente algo que no se entiende si se trata de desligar los aspectos más nobles de este, a no ser que lo que pretendamos es crear una especie de clon humanoide, que es en lo que nos están convirtiendo, se está dejando de lado al ser humano que somos, ¿cómo? A través de un proceso de idiotización que es algo así como: yo te vendo algo en el envoltorio de la democracia, y a cambio tu me das tu alma , es realmente un pacto con el diablo a lo que estamos asistiendo en estos momentos, y este pacto con el diablo se llama : “PODER” : venta de armas, violencia controlada, educación de pésima calidad, idiotización a través de mantener enganchada a la juventud y no tan juventud a las “ ventanas ficticias de los móviles” NOS ESTAN ENGAÑANDO DE FORMA INDIGNANTE, no te sumes a este engaño, mira los arboles, la naturaleza , que estamos destruyendo, mira a tu hermano con confianza, deja la alienación de estas compañías “ Cómplices del más feroz e inmoral capitalismo” me refiero a estas Macro compañías de la comunicación, macro estafadores de inteligencia y de la propia comunicación. Han encontrado como manejarnos divirtiéndonos, esto es realmente peligroso. NO TE SUMES AL DESASTRE CULTURAL Y ESPIRITUAL del planeta, esfuérzate y mira la belleza que hay dentro de ti, eres digno y suficiente para ser feliz , sin que nadie te venda la moto , mortal de la inmoralidad del poder. El poder está dentro de ti, cuídalo , cuida tu inteligencia , tu cuerpo y a todo lo que te rodea. OLVIDATE DEL MIEDO , es el gas toxico que están expandiendo los innombrables del PODER EXTERMINADOR, lo vemos en Siria , nadie ha reaccionado ante esta atrocidad como casi nadie reacciono ante el genocidio NAZI. ¿Por qué? porque el odio , el miedo y la mentira son demasiado grandes , reaccionemos ante esto , reacciona con amor pero con contundencia, cambiemos nuestros pensamiento, hábitos y sobre todo nuestra mirada, miremos al mundo tal y como es… compasión y amor , porque puedes ser tu quien sea violado en tus derechos , quien sea perseguido y maltratado y ya no digo más …concédeme serenidad para aceptar lo que no puedo cambiar , valor para cambiar lo que puedo y sabiduría para reconocer la diferencia… salud hermanos , os deseo lo mejor en vuestros ya resueltos y relucientes destinos, porque lo más importante y maravilloso ya ha sido logrado.

  33. artjgpaniagua
    | Responder

    yo apuesto por una mirada seria y sobre todo natural sobre el arte y la cultura, pero esto es una utopia tal y como está estructurado el PODER, y sus víctimas.ANTE ESTE NEGRO PANORAMA , sigamos creando….con máxima compasión….

Dejar un comentario sobre Carlos Bernal L.

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.