Los Territorios Éticos

Publicado en: Entradas | 18

Quizás me he quedado atrapado en las consecuencias de la sociedad entre Samuel Beckett y James Joyce. Como si no hubiera tenido suficiente con tanta modernidad acontecida y con tanto compromiso ideológico. Eso que concluyó con el fin de las ideologías. No queda nada de todo aquello que condujo al espíritu transformador de la sociedad. Ni siquiera quedan las utopías. Ni el poema de Galeano que nos recordaba que solo sirven para caminar. Se las veía tan lejos que no era difícil hacer historia. Caminábamos hacia una utopía inalcanzable.
Ni siquiera el caminar esta permitido. La gran verdad es solo lo que nos dicen que ocurre. Lo que acontece es la información. Como no hay trabajo, la deserción a ilusionarnos acaba siendo el mensaje. Ni siquiera una ilusión utópica. Nos quieren hacer creer que ilusionarnos es un remedio para idiotas.
Sin embargo venimos de la fiesta. La celebración española de las burbujas, sea inmobiliaria o automovilística, nos ha dejado al borde de festejar la nada. Escucho la radio, veo tertulianos televisivos, leo blogs en la red y nadie se escapa de la misma subjetividad. Lo importante es comer todos los días y para eso hay que tener trabajo. ¡Vaya novedad que estamos descubriendo! El trabajo es salud. No es así. Nunca ha sido así. No lo será así.
La mujer y el hombre siguen vivos. Para lo peor y para lo mejor. Seguirán intentando no confundir sobrevivir con vivir. Los individuos pueden matar o delinquir. También pueden construir, crear y rebelarse contra la muerte. Incluso contra esa muerte cotidiana de no tener trabajo. Siempre lo han hecho así y siempre quedará gente en el camino.
Mientras vamos peleando para subsistir y mientras nos entregamos a ello, vamos marcando territorios éticos. Mientras no hay trabajo, esos territorios nos salvarán de la nada. ¿Qué hacen Antonio Banderas y Penélope Cruz vendiendo perfumes por televisión? Ambos, alguna vez tendrán que sostener esa pregunta. ¿Hasta cuando la va a seguir ocultando el dinero?
Los territorios éticos son la primera opción personal. Con muchas opciones similares se constituye un gran comarca ética.
Hay un pensamiento fuerte contra el hambre y un pensamiento débil que solo estimula el que cada uno quiera comer. A los políticos les encanta el débil. “Cuando comamos todos los días seremos felices”. Y no es así. El posibilismo mediocre europeo se nutre de glotones mediáticos o de aficionados a las dietas. Da lo mismo. En el comer mas o menos no deberían jugarse las cosas.
A la hora de la creación no hay fábrica ni comida ni patrón ni sociedad del bienestar. No hay ni siquiera reloj. Por no haber, hasta la muerte que provoca el hambre, desaparece.
Los territorios éticos sustituyen la comida. ¿Pero alguna vez hay que comer? Si. Pero de eso no nos ocupamos como quieren los políticos. Para asumir la ética como conducta existencial, hay que buscar la comida y negarla al mismo tiempo.
No se pelea contra el hambre. Se pelea contra la muerte y para poder dar esa batalla alguna vez debemos comer.
El Mercado pretende adueñarse de todo. Mas que nada del hambre. Si no hay otra opción espiritual ni subjetiva que someternos al Mercado no queda ni una sola revolución creadora que realizar. Es la desaparición del Arte como proceso creador de vida en independencia de su rentabilidad. El Mercado se ha apoderado de todo y un actor solo sirve si se ha preparado para asumir las leyes de ese Mercado.
No creo que esto tenga que ser así.
Dejemos de constatar, escribir o valorar el éxito que han obtenido los actores con lo que han hecho y tratemos de comprender y defender los procesos creadores que han dado sentido a la vida de cada uno de ellos. Ese es el territorio ético que hay que regar porque en ese lugar y mas allá de la lucha cotidiana por la supervivencia se juegan su vida los que se alimentan del Arte del Actor.

18 Comentarios

  1. Eider Elorza
    | Responder

    Hace un par de meses escuchaba un programa de radio en el que hablaban de un festival de música africana. La locutora preguntó a una representante del continente en el festival, si con toda el hambre que padecía África, no era un poco extraño que se anduvieran preocupando por la música…

    En fin, la contestación fue algo así como: «Los africanos somos conscientes de que en la vida debemos alimentarnos en lo terrenal y tenemos un problema muy claro por resolver, y si no hubiera sido por nuestra música, hubieramos muerto ya de hambre. Con la música alimentamos nuestra alma, y es lo que nos mantiene vivos».

  2. Nahia
    | Responder

    GRACIAS. Y gracias Eider por tu aportación, qué maravillosa respuesta. hora a título un poco jocoso: ¿Entonces de qué comemos? ¿Nos comemos al Mercado? Total, yo sólo acudo a él a por las verduras.
    En mis días cada despertar y cada irme a la cama son una forma de arte, la ética es un arte en sí. UN BESO (los besos son una forma de arte, o de (am)ARTE)

  3. BEA
    | Responder

    Me entristece tanto asumir que estamos bajo la balanza de los mercados y de los bancos…me entristece comprobar que los seres humanos no valen nada para unos pocos hombres multimillonarios que manejan el mundo…..
    ¿no hay moral alguna en ellos?qué poder feo ese que buscan….
    no hay mayor poder en mí que el que sentía cuando como actriz creaba esa realidad para ser representada…..poder y satisfacción sana…….
    el Arte del Actor…..transmitir y contar historias….con el corazón…..éste está ausente en esos seres que causan tanto mal…….
    QUÉ GRANDES PALABRAS JORGE….
    ..KIWI…

  4. Cholo
    | Responder

    Defender los procesos creadores y no los resultados que han dado sentido a la vida de cada uno de nosotros.¿No será que el proceso creador es el resultado del deseo y el del mercado el de la perversión?Cholo,abrazon!!

  5. carmen
    | Responder

    LA COMIDA.
    Hay que comer, para vivir hay que comer. Nuestra hermosa parte animal, que tantas satisfacciones nos da, así lo demanda. Qué jodido que esto tan fácil de solucionar siga matando a tantas niñas, niños, hombres y mujeres, en este mismo instante. Qué herida!!!
    Qué ejemplo!!! Gentes que se liberan del sometimiento del hambre, mientras viven, con la música. Viven poco, pero viven.
    A nosotros, a los que comemos, a los que tenemos asegurada una larga existencia, por el injusto decreto de la repartición de los bienes, nos quieren hacer creer, con esta mierda de crisis inventada por los que decretan el injusto reparto, que nuestra comida está en peligro.
    Fíjate que bien!!! Mira el mundo que nos rodea, lo que hemos sido capaces de hacer de tanto comer. ¡Qué asco!
    Quiero pertenecer a esa comarca ética, integrada de individualidades éticas, que dice Jorge.
    Los versos de Lorca, compañero en estos días, me resuenan: He cerrado mi balcón, yo no quiero oir el llanto, por detrás del alto muro, no se oye más que el llanto.
    Me voy al ensayo, con mis compañeros, a asegurar la existencia de esa comarca y a abrir el balcón….
    Carmen

  6. Cristian Simois
    | Responder

    Llevo casi seis meses viviendo en un pequño lugar al sur de Noruega. La ciudad mas cercana es Tonsberg, la más antigua del pais. Alrededor de la zona donde vivo solo hay bosques y granjas por supuesto.
    Ahora ya empieza a nevar y a haber pocas horas de luz, asi que se pasa mucho tiempo en las casas. Aunque yo procuro salir todos los dias a caminar por los bosques y estar en contanco con la naturaleza.
    La compañia de teatro donde estoy trabajando está a cinco munutos andando de donde vivo, está en un lugar donde antiguamente era un edificio para gente con problemas mentales. Asi que aun se respira un poco de locura en esa casa.
    En casa tengo internet, que lo uso cuando quiero. Pero sinceramente no lo uso para saber como va el mundo a nivel politico o ese tipo de cosas. Hubieron elecciones en España y se me pasó el día para votar por correo, tenía sinceramente mejores cosas que hacer…
    Mi vida aquí se basa en hacer teatro, comer, pasear, leer y pensar, pensar, pensar y pensar. Cuando no se tiene tanto «input» de la television, de los medios, etc, uno se dedica a penetrar en su interior y a meditar acerca de las cosas. En vez de encender la tele y ver cualquier gilipollez, me doy un paseo y relajo mi mente. Puede parecer aburrido para la gente que está acostumbrada a vivir en las ciudades, pero para mi es lo mejor que me podría haber pasado.
    Ahora entiendo porque Grotowski y Barba con el Odin crearon un estilo único de teatro. Ellos tambien vivian en el bosque alejados de las ciudades. De esta manera tenian tiempo de adentrarse en sus investigaciones.
    Por eso creo que es cierto cuando Jorge dice que no hay sociedad a la hora de crear. Tenemos que ser capaces de quitarnos toda esa mierda que se nos ha impuesto. Apartándonos resulta más fácil crear seguramente, pero al fin y al cabo siempre estaremos metidos dentro de una sociedad. Nuestra batalla como artistas es no dejarnos llevar por ella.
    Una de las cosas más importantes que estoy aprendiendo aqui es la espiritualidad en el teatro. Crear desde lo más profundo de nuestro ser, desde nuestra alma. Que el teatro se convierta en un ritual. Y que todo esto viene de nuestro cuerpo, está dentro de nuestros genes. Nuestro intelecto poco nos puede ayudar para llegar a un estado creador desde nuestra alma, es el cuerpo el que recuerda todo. Es muy interesante pensar como en los rituales de las antiguas sociedades utilizaban los estados de trance para llegar a comunicarse con los dioses. Los actores debemos hacer algo parecido, debemos comunicarnos con nuestros dioses interiores para que liberen nuestra energia creadora. Los previos ayudan a esto y más aun si se lleaga al ritual. Pero tambien he aprendido que para que nuestro cuerpo alcance este estado tiene que estar preparado, necesita estar entrenado físicamente. Aprender a trabajar con nuestra herramienta, que es el cuerpo. Por eso antiguamente no cualquiera podía ser el chamán de la tribu, solo los que tenian un nivel de conciencia mayor.
    Este es mi pequeño mensaje que espero ayude a alguien.

    Cristian Simois.

  7. carolina cabezas
    | Responder

    Se informara el humano sobre si mismo??, eso no es noticia, esta claro, no vende, de eso se encarga el Arte, rompe esa humanidad(la de vitrina) para sacar las entrañas de la etica que hace una tribu, para oler el camino.

  8. Juan Ignacio
    | Responder

    Todos los animales -incluidos nosotros- buscan las tres «cés»: Comida, calor, cariño. Pero a dia de hoy hay que renegar de nuestra «animalidad». Los que se ocupan de buscar esas «cés» y solo esas «cés» , nos han hecho creer, que son las personas marginales, los que reniegan de la sociedad. Porque las buenas gentes civilizadas, monógamas, demócratas, que respetan las leyes y que producen (sobre todo producen) tienen cosas más importantes de las que preocuparse, tienen inquietudes reales…que se resumen en una sola palabra: Aparentar.

    Ir hecho un pincel o un mendigo, pero siempre de marca; tener lo último en nuevas tecnologías; poseer un coche moderno y deportivo, pero a la vez elegante; tener nuestra casa decorada siempre con las últimas tendencias. Da igual que luego en tu casa vayas forrado de ropa de mercadillo porque no tienes para pagar la calefacción, da igual que estés todo el mes comiendo patatas y arroz. De cara a la galeria hay que tener cosas porque da estatus. Y a través del estatus uno se gana el respeto de los demás, y con el respeto de los demás uno puede llegar a quererse a si mismo, incluso. Que el hombre sea el único animal que sale a cazar con gel fijador efecto mojado resistente 24 horas dice mucho de nosotros como especie.

    Este sistema de cosas (que no es más que esclavismo encubierto) nos ha metido en la cabeza que salir de una limusina con Beyoncé de la mano es mucho mejor que ir a los chinos a comprar el pan, porque a los dueños del mundo eso les interesa. Porque aunque no nos lo creamos seguimos como en la Edad Media, trabajando los campos de los reyes. Lo que pasa es que antes nos daban un saco de harina para vivir, y claro, había algunos que se rebelaban y arrasaban con todo, porque, como es natural, se daban cuenta de que aquello era una injusticia. Y como eso a los reyes modernos no les interesa, en la actualidad, te dan más migas, migas con las que comprarte una pantalla plana de 400 pulgadas y un filete de ternera con los que te callan la boca. Y si eres bueno, y estudias, y te centras, y logras un trabajo de mayor cualificación que haga que este sistema siga y siga… y haces ganar a los reyes más dinero… te darán más migas… para tener más cositas… con las que callarte la boca. Pero al final, de una manera o de otra, se les devuelve multiplicado.

    Este sistema, que ha creado iconos que le convienen, para tenernos engañados y sumisos como ovejas, haciendo creer que Gandhi y su resistencia pacífica son lo más de lo más. Este sistema que ha creado una serie de «revolucionarios», a los que han hecho creer que mediante correos en cadena, yendo a manifestarse por las injusticias que los medios dicen que en ese momento son las que importan antes de irse a beber 40 cubatas, e irse a la Puerta del Sol a hacerse fotos con la blackberry «antisistema» junto a esloganes chulos para luego subirlas al facebook van a cambiar el mundo. Que hacer todo eso es cambiar las cosas. Cambiar el sistema… pero pidiendole permiso al sistema, y sin llevarse porrazos de por medio. Porque coger a los reyes y gillotinarlos en medio de la plaza es de salvajes e incivilizados.

    Una vez dicho esto… que me he acalorado… decir que a dia de hoy tener ideales, valores, y un sentido de la justicia que no sea el que nos han hecho creer que hemos elegido libremente te convierte en uno solo peleando contra todo el mundo. Porque no encajas.

    Un abrazo. Juan Ignacio.

  9. Esther
    | Responder

    Etica. Valores. Arte como algo transformador.
    Yo creo en las utopías alcanzables. En los pequeños pasos que el ser humano tiene que dar para llegar a algo más sabio, respetuoso o evolucionado. Es decir, no empecemos a construir por el tejado, empecemos por los cimientos.
    Mi arte es una ofrenda al mundo. Prefiero crear o interpretar algo que deseo que exista, a hechos que ya existen y no quiero que existan. Creo que eso es más transformador.
    Continuamente en los medios de información y a veces en el arte, está implícita una extrema violencia. Tal vez, si esto no pasase, habría menos violencia y menos miedo en el mundo.

    Voy a ser clara, Jorge, me has puesto que trabaje una escena que se trata de una tortura física por un psicópata. Tengo serias dudas de que quiera yo interpretar este papel. Por todo esto que he dicho o tal vez por proteger mi excesiva sensibilidad. Puedo pensar que soy blanda, o puedo pensar, que ojalá todo el mundo sea así. Tal vez quiero ser una actriz que se permita elegir que hace, según convicciones o valores. Así que Jorge, espero comentar esto contigo el lunes…

  10. pantxo
    | Responder

    La verdad es que me sorprende enormemente la vida. Es genial que todavia esto ocurra y me encargaré de que siga siendo así.
    Mira. Sobre la comida y el hambre la solución es muy fácil. Olvidate, despreocupate, desprendete de que tienes que comer. Recuerda, ocupate, aprendete a necesitar que es imprescindible que el que tienes al lado coma. Y ya se acabó el hambre y además, engordaremos unos gramillos, pero no de peso corporal, sino de peso moral. Sobre la ética no digo nada, me da igual, cada uno con su conciencia. La conciencia del tiempo que pisas la tierra, el mundo, la vida. ¿Qué haces con ella?. La guardas en tu habitación, en tus lecturas, en el autobus de la linea 4, en las clases de yoga, en el curso de voz de teatro… que coño! que significas? Si no vas a gritar entonces no te quejes luego de que tu arte no te mire a la cara. Para mi ser actor significa ser protagonista, pero no de un anuncio de perfumes o de una serie de vampiros o de una producción de gimnasio, sino protagonista de mi propia vida y para ello necesito a los demás, pero no para que haya secundarios o personajes de reparto a mi alrededor, sino para que pueda transformarme con ellos, a la vez. Pero en todos nosotros existen jardines, adornados, cuidados, regaditos, pagaditos o alquiladitos o adquiridos como si fuesen de uno mismo pero bien im-plantados por otros poderes bien estructurados que nos anulan originariamente y nos convierten en marionetas que rien y rien y rien muy muy muy tranquilamente. Pues no. Yo me quedo con el bosque, pero no con el de jorge o el de christian, ni con el de hess, marx, nietzsche o caruso, porque no me valen. A mi solo me vale el compromiso que uno pone en su vida que necesariamente le obliga a ceder, perder, desprenderse de las flores que nos vendieron. Pero ay amigo!, ay cuando cruzas la linea donde no todo vale, donde el relativismo moral se destruye, donde actuas para que un ser humano tenga más derechos que un maniqui del Bershka, cuando decides que tu vida no es una esclavitud asumida de antemano con forma de felicidad reprimida, ay, ay, cuando solo las venas se erizan de ver tanto palabrerio y tomas la palabra para hacerla acción y entonces, entonces, ay amigo, te quedas sólo.
    Núnca en mi vida he trabajado más que cuando no he tenido trabajo. Para mi trabajar es lo mejor que me ha podido pasar en la vida despues de enamorarme. Amar y trabajar. Recuerdas no?, ama el arte en ti mismo….
    Pero hace falta valentia, hace falta tiempo, hace falta cultura, hace falta que nos agarremos los ovarios y nos digamos a nosotros mismos. ¿Soy responsable del otro? Pues si amigo, nada de sostener preguntas, te doy la respuesta. Eres responsable, somos responsables. Recuerdas no?, nada sin mi compañero. Y sobre todo, lo que hace falta es amor, amor por todos lados y por todas partes. Pero no ese amor barato de anuncio de navidad, ni ese amor de que pase el tiempo rapido para llegar al orgasmo, sexo, sexo, sexo, sexo…. no, amor con arte, hasta la medula, hasta el mismisimo último gen que compartimos, porque por mucho que tu seas blanco y yo negro, tu listo y yo tonto, tu feo y yo guapo, tu erúdito y yo aprendiz, al final todos venimos de lo mismo e iremos a lo mismo, con comida o sin ella.
    Otro dia más, … no dejo de sorprenderme…es genial!! A luchar, y el que no a la ducha, para que empiece a mojarse ya de una vez.
    Ptx.

    • Stella
      | Responder

      que se termine lo binario y podamos devenir en color,amor,poesia,originalidad,creatividad,singularidad

  11. Camila
    | Responder

    Aunque nos quieran matar de hambre, de sed y de miseria, aunque nos quedemos sin nada por que nos lo hayan quitado todo… tendremos la ética. Nuestra ética: esa que nos ayuda cada día a levantarnos y no solo a nosotros, si no también a todo África, a todas las madres que se quedan sin hijos y a todos los hijos que se quedan sin madres. A todas esas personas que no saben ni lo que significa utopía ni ilusionarse por que nunca lo han sentido. No comen pero piensan. Y luchan para sobrevivir. Luchan por que los que les gobiernan tengan una moral mucho más alta, una ética como la suya.
    Ellos deberían escuchar tu texto, papá. Darse cuenta de el arte también es una salida, aunque los pobres no puedan más que imaginársela.

    Algún día conseguiremos que esta se extienda tanto como la muerte que les rodea. Cuando los territorios éticos se amplíen.

    Que ensayes bien.

    Camila.

  12. Juan Aragón
    | Responder

    Naturalmente en un mundo en el cual ya se nos olvido lo que era vivir…ahora sobrevivimos. Naturalmente en un mundo en el cual se nos olvido lo que era pensar y elegir..ahora escuchamos y seguimos. Naturalmente en un mundo en el cual se nos olvido lo que era compartir y disfrutar de hacerlo..ahora codiciamos y intentamos conseguir todo aquello que nos hacen creer que »necesitamos». Naturalmente.. en un mundo así ..estamos perdidos.
    Perdidos si no encontramos algo en lo que creer. Perdidos si no conseguimos encajar lo que nos deparará el nuevo día. Perdidos si no decidimos elegir aceptando todas sus consecuencias ,mirando atrás solo para no olvidar y olvidando solo para no tener la necesidad de mirar atras.

    Yo una vez tuve que elegir…y lo hice. Elegí sobrevivir a vivir, pero ahora me nutro cada día de mi propio existir. Elegí no saber a donde ir, pero ahora soy libre para elegir donde estar cada día.
    Elegí que tenía derecho a ser yo y ahora me busco hasta encontrarme cada día.

    Juan Aragón

  13. nosoybonita
    | Responder

    Enhorabuena por el escrito Jorge, creo que no es circunstancial lo del virus de la web, hay demasiadas personas, organismos e instituciones que no les interesa que haya canales donde criticar los valores basura que nos quieren meter en nuestra piel y en nuestra forma de vida, menos mal que todavía podemos elegir con quién queremos relacionarnos. Un beso a tod@s!

  14. laura
    | Responder

    decís: para asumir la ética como conducta existencial hay que buscar la comida y negarla al mismo tiempo….
    y es allí en esa dualidad donde nos permitimos ser, es decir donde nos paramos o deberíamos pararnos a pensar si esa comida que buscamos merece ese precio que pagamos… paradójico no???digo…a veces por querer entrar en el mercado laboral de la máquina cualquier actor,actriz pagaría incluso con su imagen y su hacer sólo para «comer» aunque el
    ( según mi humilde criterio) el precio es mucho mas alto (el que pagamos) que la comida que nos va a permitir comer ese anuncio…
    por que se corre el riesgo de comenzar a subestimar el lugar en donde se para el actor/actriz o directamente el ser humano…
    no se si se expresa con claridad lo que intento decir…
    decir también que a veces esa ética es un bien muy preciado, que lamentablemente el mismo sistema se encarga de aniquilar y lo logra con un éxito casi formidable, quiero decir que hasta tener ética se ha convertido en un bien ( no me animo a decir material ) pero se acercaría…quiero decir la ética, los que la tenemos o creemos tenerla por que quizás la hemos mamado desde la cuna y no concebimos el mundo sin ese ingrediente,y nos sentimos que vivimos en un mundo que no terminamos de entender,seguimos siendo unos privilegiados por tener ese bien…
    tengo la conciencia de que existen seres humanos que ni siquiera pueden «buscar y negar la comida» no les queda opción tiene que buscar la comida o mueren de hambre, o sus hijos mueren de hambre y allí en ese lugar donde comer se convierte en la prioridad numero uno ¿ existiría la ‘ética?.Es difícil de mantener esa pregunta es interesante hasta donde llegaría quien está en ese límite?
    No es fácil,por que a veces si se tiene esa ética, pero también se ha tenido la horrible experiencia de (hablo por mi) no tener ni para comer y entonces gracias a eso que llamamos ética sobrevienen otros sentimientos o valores que hay que saber encajar, como saber donde está uno quien es, quien quiere ser, para no caer en el opuesto que sería la rabia,el desamparo,la impotencia por ver que uno que tiene ese ingrediente preciado es el/ o la que termina pagando el pato de quienes no lo tienen…pero ese es un razonamiento también fácil y llano, y entonces después de todos esos vaivenes emocionales una (yo) se vuelve a parar con la espalda bien erguida,intenta responder esas preguntas o simplemente se sacude,y vuelve a caminar sabiendo que no le queda mas remedio por que precisamente en ese lugar donde se pone en tela de juicio los valores producto de la necesidad es donde uno se reafirma en quien es,que quiere y hacia donde va.
    Gracias Jorge una vez más por tus palabras, seguí escribiendo,seguí enseñando, y que los virus se hagan mas fuertes que tus valores!!!!(tendrán mucho trabajo entonces)
    abrazo inmenso!!!

  15. Adam
    | Responder

    :->

  16. José Ramón Guisado
    | Responder

    LA ÉTICA ES UN RECURSO MÁS DEL PROTOCOLO, UNA FORMA INDIGNA DE UTILIZAR LOS SENTIMIENTOS.

  17. Sandra
    | Responder

    Que razón tienes.Desgraciadamente la nuestra,ya no diré profesión ,o modo d vida para algunos de nosotros, esta llena de muertos de hambre…espiritual.

Dejar un comentario sobre laura

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.