El Tiempo Encontrado. Diario Veintiuno.

Publicado en: Entradas | 6

Viernes 29 de diciembre.  No las palabras. No. Lo que está dentro, adelante, atrás o alrededor de las palabras. Lo que hay entre las palabras. No hay que entender palabras. Nos han engañado. Nos hicieron creer que actuar o dirigir se trataba de entender significados. Los que las palabras significan. ¡Qué estafa!

Samuel Beckett.  Lo tradicional. Producir imágenes que en definitiva funcionan como conceptos. Entonces el espectador se pregunta. ¿Eso que significa? Lo Beckett.  Producir conceptos que conduzcan a la imagen. El espectador la construye si puede y quiere.

Viernes 30 de diciembre. Tango. Ya lista para el viaje, tímida y fatal, te arreglas el dolor después de sollozar. Yo también no es lo mismo. Una vez más Barthes.

Leo Clarín. Las muertes de 2017. Se va gente cercana, querida en la distancia, elogiada o denostada, compañeros de algo llamada profesión a la que nunca he pertenecido, aunque la nombro… Ello estuvieron cerca luego ya no. La condición humana. Matamos la gente mucho antes de que se vayan. Piglia. Perciavale. Elsa Daniel. Lito Cruz. Salo Pasik. Luppi.

Sábado 31 de diciembre. Una vez más. Como las uvas y siempre pienso. ¡Pedazo de pelotudo con una uvita por campanada! Pero lo hago. Que invoco. Que miedo me impulsa. Que le digo a los que me rodean si no lo hago. Hernán Gene con nosotros. Con su padre. Con él.

Lunes 1 de enero de 2018. ¿Es tan importante la creatividad como la alfabetización?

Trabajo por fuera. Me escapo para poder seguir desde la periferia. Me voy a Argentina. Perú. México. Colombia. Chile. Me refugie en la negativa a estar en el centro. Lo estuve. Lo sufrí. Lo disfrute por momentos. A hora me gusta el extremo. El Trinche. Colinas como Elefantes. Coriolano. Las espero. Me esperan. Las miro. Las presiento. Menos mal.

¿Cuál es el papel de un hombre de Teatro en el siglo XXI? ¿Y el de una mujer? No es cursilería feminista. Es que han pasado muchas cosas. La mejor de todas es que no hay verdades definitivas y por ello habrá que construir. Aunque siempre queda el recurso del posibilismo mediocre.

Desde Lisboa. “Memorial de agravios. Usar la palabra amor para tapar permanentemente todo es vaciarla de contenido y convertirla en pura retórica.”  Vuelven los Sofistas de la mano de la crítica de Aristóteles.

Martes 2 de enero. Una mujer libre. Puede viajar sola y lo desea. Lo necesita. Una mujer esclava tiene miedo. Solo encuentra el deseo si se lo muestra el otro.

¿Un hombre libre? Exactamente lo mismo.

Ernesto Rowe: Me responde. “ La palabra escrita da vida y mata a la vez, la no escrita solo mata.”

El Trinche me llama. Claudio y Lucas también. Ya voy.

El futbol como el nuevo opio del pueblo. La religión ha perdido crédito y nos queda la pelota. Marx no lo pudo ver. ¿Nosotros? No lo sé. No queremos pontificar.

Miércoles 3 de enero. Aldo Pricco me deja un audio.  No me defiendo. Lo que dice Aldo no quiero vivirlo como una medalla. Lo que me conmociona es su sueño del pibe. Me atrapa.

Juanjo Guerenabarrena. Borges tiene razón. El amor necesita continuidad. La amistad no.

Viernes 5 de enero. El espacio físico. La Escuela en Madrid. No soporto hablar de la maldad o el desinterés de la mujer que nos alquila el local. Detesto ocuparme de eso. Me deprime. Al final quedo atrapado en el deber de hacerlo.

 

 

 

 

 

 

6 Comentarios

  1. Sami Finkelstein
    | Responder

    Si. Creo que si.

  2. Maribel
    | Responder

    El amor necesita continuidad porque es más frágil. La amistad es sensata, atada por el poro. El amor pierde la cabeza en aras y por motivo de extremas verdades, a menudo inexistentes

  3. lalo
    | Responder

    A partir de que uno sabe el sentido que tienen las uvas para uno, da lo mismo hacerlo que no hacerlo. No vale la pena pensarlo. Ni el pensamiento debiera concurrir. Hay que hacer lo que a uno le sea mas economico, a partir del sentido antes mencionado. Ahora, si uno no sabe que le significan las uvas, esta jodido. Alli es mejor hacer lo que hacen todos.

    A partir de ir vinculandose con verdades que las sean para uno, solidas, con pilares cuasi matematicos, jamas caprichosas o soberbias o ideologicas o politicas, cabe aplicar aquella corta historia Buda, del capítulo tercero del Bhagavad Gita, en el que un discipulo pregunta : Maestro, cual es el secreto de la sabiduría ?? Buda, le responde, No discutir con idiotas. No creo que ese sea el secreto de la felicidad, dice el discipulo. Tienes razón … dice el Maestro.

  4. Sami Finkelstein
    | Responder

    Muy grande el Buda. Abrazo a Lalo a quien no conozco, aunque al Buda tampoco.

  5. William Ending Way
    | Responder

    ¿Where did you find him?
    He find mi.

  6. Maribel
    | Responder

    Querido Lalo, al que tampoco conozco, no es que no sepa lo que para mi significa pero ese todos aprieta mucho….nadie dijo que fuera fácil.. .ni que diera la felicidad

Dejar un comentario