El Tiempo encontrado. Diario siete.

Publicado en: Entradas | 3

Viernes 23 de junio. El poster del Encuentro de la Coordinadora Estatal de Recortes Cero. Montón de manos que quieren llegar a otras manos. Me gusta, pero no lo apruebo porque he decidido no emitir una y otra vez opiniones por el teléfono móvil. No soporto el ruido semántico de mucha comunicación muy cerca de lo contrario.

Veo mi diario, este diario, publicado en Foros. Me soporto. Lo acepto.

Voltaire. “Dios no existe, pero no se lo digáis a mi criado no sea que me asesine durante la noche”. No me parece buena gente Voltaire.

“El dinero es un valor imaginario ahora que Dios ha muerto, pero no se lo digáis a Eines que nos pone a ensayar.” Un actor de Tejido Abierto Teatro.

Sábado 24 de junio. En 1940 George Bataille le escribe una carta a un amigo. Le dice que la ley general de la vida indica que un organismo genera una energía superior que la que le hace falta para subsistir. ¿Qué hacemos con lo que nos sobra?

Demasiado calor. Mientras tanto el ser humano arrojado a este infierno una y otra vez mira para otro lado. A donde puede.  Pensamos esto es como la Ley de Gravedad. Si hace calor pues hace calor. Parece ser que no es así. El mejor depredador de la historia del Universo aprende a depredar cada vez mejor.

Lunes 26 de junio. Carlos Bolívar vuelve a monologar con sus infiernos y con sus deudas con ese lugar de lo teatral donde se busca un lugar. Y lo tiene. Y lo sigue y lo persigue. Hoy en la mañana en la escuela nos contó que las cosas que a uno le pasan son mucho más que un entretenimiento para diletantes. Son la vida de cada día.

Macbeth de cierre en clase. La luz que ilumina desde Buenos Aires alumbra raro el trabajo de Nerea y Su. Lejos de la necesidad de hacer y demasiado cerca de resolver. En el medio.

Viernes 30 de junio. La gran fiesta que cierra el curso. El encuentro con el reconocimiento de los que se van y la necesidad de constatar de que estoy vigente. El perfil de la escuela se instala en el todos somos mejor que cada uno. Con Carlos B. y con Carmen V. no hay desacuerdos que nos limiten.  Tengo compañeros y no profesores con los que debo competir para ser alguien. Ufff… al fin.

Fede esta en Auschwitz. La novia polaca que imagino habrá estimulado sus inquietudes. Lo veo llorando en la entrada y no es el. El que llora soy yo. Me muero en la entrada de un campo de concentración donde debería haber ido con él. Un homenaje no realizado. Una deuda más de las que él tiene conmigo.

Augusto Boal. “La vida es una enfermedad de trasmisión sexual con una tasa de mortalidad del cien por cien.” Así era Augusto. Una dureza implacable para hacer de la metáfora una bandera de realismo. Era la convicción en la cultura de lo teatral. Era la palabra que disparaba contra la metáfora conformista de cuarta categoría.

Mi amigo Goyo va cambiando de hospitales, sanatorios, centros para buscar una salud que yo no sé cómo imaginar para él. Bad News me escribe Carlos T. Otro amigo que negocia con una salida digna que supongo anticipa la nuestra. ¿Dolor? Si.

Viernes 7 de Julio. La lluvia de Madrid es el otoño porteño. No el de Piazzolla. El mío que sigo haciendo malabarismo para estar en lo real y lo nostálgico.

Sábado 8 de Julio.  El hijo de Nora. Mi hijo. Vaya a saber la naturaleza de su misterio. Puedo no juzgar, aunque cada dos o tres días, me dan ganas de abrazarlo y no lo encuentro. Marsillach decía. “Porque los humanos matamos antes de que los demás se mueran”. Estoy muy seguro de que mi hijo tiene sus poderosas razones.

Mañana me voy a Colombia. Hay gente que me espera porque yo los espero a ellos. Me gusta mucho Medellín y El Gesto Noble es un Festival que hace tiempo llevo conmigo. Ojalá que las cosas salgan bien.

El texto se resiste y el actor que sabe trabajar contra las defensas del tex

3 Comentarios

  1. Santiago Arroyave
    | Responder

    Es curioso, sino molesto, asistir a un seminario “ambulancia” con Eines y al final sentirme más insentivado por la literatura universal, que por el propio teatro. Aunque vale, esto no está de más si me tomo el atrevimiento de pensar que la literatura es un teatro…. ¿o el teatro es una literatura? Sobran las gracias. Para mi esto ni siquiera ha comenzado.

  2. Pepe Wara
    | Responder

    Quiero escribir, anhelo escribir ojalá algo bello. Pero no encuentro con exactitud la cantidad de emociones despertadas. Jorge ha insistido durante todo el trayecto de esta “ambulancia” que ojalá germinen las semillas que siembra con nosotros. Yo, en mi compromiso con la Madre Naturaleza de tener muchos hijos de la índole de las semillas, opto por regar día y noche esta semillita que el bello jardinero ha sembrado en nuestros corazones.
    Para mi, no sobran las gracias, sino que me hacen falta muchas más. Así que insisto, Gratisisisisisimas gran sembrador por este buen semillero.

  3. Carmen Vals
    | Responder

    Y lo hicimos. Fuimos al Carmen del Viboral y a Marinilla y a Medellín y a Bello y a El Retiro y a Cartagena de Indias y a Bogota y al maravilloso cierre de Chía. Donde te dí las gracias por ofrecernos tan intenso encuentro con el arte y las personas.

Dejar un comentario