El Tiempo Encontrado. Diario sesenta y nueve.

Publicado en: Entradas | 35

 

Sábado 13 de junio. Federico Eines cumple 44 años. Aun cargo el Moisés en mi mano derecha cuando él tenía 4 meses y aterrizamos con más miedo que valor en Madrid.

Lunes 15 de junio.  Una actriz que solo lo es cuando ensaya o actúa.  Ni trabajo ni artesanía. Otra cosa.  La inmanencia. Eso va con ella porque debe vivir. Un modelo de compromiso con el Arte que la mujer instaurara en el futuro.

Martes 16 de junio. En España el mercado recibe con los brazos muy abiertos a los artistas. Así los ahorcan mejor.

Miércoles 17 de junio. Rentabilidad y muerte. Algo instalado en cada uno. Inevitable. Casi cruel. Un poco perverso brota con el virus que lo invade todo. Hay gente que ya tenía un virus. El de producir como única alternativa para vivir. Con pandemia o sin ella. Siguen ahí.

Viernes 19 de junio. Monólogos Online. Trabajo con una beca. Me da lo ético y le doy la teoría y la técnica. Puedo creer y trasmitir aquello en lo que creo.

Sábado 20 de junio. Dice Nietzsche a propósito de Emanuel Kant. “Esa existencia de araña”.

Martes 22 de junio.  Soy un empirista hispano argentino obsesionado por aportar conocimiento y exigencia a las capacidades técnicas y éticas de quien ensaya y actúa. Ni racionalista ni cartesiano ni metafísico hegeliano. Admiro a Spinoza.  Aunque la filosofía solo me ayuda a entender un poco más y un poco mejor. Por momentos lo consigo.

Jueves 24 de junio. El público. Ni lo rechazo ni lo llamo. Seré como Roland Barthes. El semiólogo más grande muere al cruzar la calle. No atendió al semáforo. Estoy con mi propio discurso amoroso. A punto de arrojar la toalla. Pero aguanto.

sábado 26 de junio. Una inercia que nos lleva. Proyectos. La inercia sirve para todo. Como ocurrió nos preguntamos. Se llama inercia.

Domingo 27 de junio. Escucho el Réquiem de Mozart. Un canto a la perdida lo recibo como un elogio a la vida. Eso es Mozart.

Martes 29 de junio. Cuando el cuerpo adquiere valor de mercado anula y excluye cualquier otro valor superior.

Jueves 2 de julio. Sigue siendo inexplicable que una palabra después de otro deje un hueco tan preciso entre sí como para desencadenar revelaciones tan misteriosas.

sábado 4 de julio. Encuentro un texto perdido. El origen de Tejido Abierto. Quizás sea solo mi urgencia de avanzar hacia atrás.

Lunes 6 de julio. África. Senegal. El derecho de burla es una conducta social que autoriza a los integrantes de una etnia a burlarse o insultarse entre sí sin que de ello surjan consecuencias. Salvador Garrido Soler. Revista de Filosofía. Número 16. Julio 2012.

Martes 7 de julio. Traicionar el Arte es la razón de su vida. Hacer digerible un insulto en una audición o una directora autoritaria gritando en nombres de las exigencias de la profesión es igual que aceptar a Weinstein tocando tus muslos para darte trabajo mientras lo consideran gajes del oficio.

Miércoles 8 de julio. Un añejo letargo de mañana holgazana se me instala en el alma. Acostumbrado a ilusionarme con proyectos no entiendo porque sigo. Miro para arriba y adelante pero no me acuerdo muy bien para qué.

Sábado 11 de julio. Carmita. Camina lejos. Va lejos bordeando la cañada. La veo irse y volver. Tan lejos y tan presente. Es ella. Hoy cumple 61 años.

Domingo 12 de julio. En el Alamillo el caos existencial se me acomoda bastante bien. Son como murallas de bienestar entre los mates y los libros. ¿Dónde queda el exterior?

Lunes 13 de julio. No me obliguen a hacer turismo. No lo puedo soportar.

Martes 14 de julio. Fantasmal y ciego. Amarrado a mi propia naturaleza. No veo un carajo y lo entiendo todo. En este instante no lo puedo compartir.

Miércoles 15 de julio. Se fue Durruti. Un perro. Me mira muy seriamente. A mí me gusta mucho la gente como él. Volverá.

Jueves 16 de julio. Nada indiferente. Muy vulnerable. Atrapado en el exceso de una actriz imposible no tengo ninguna salida. Seguir remando. Apocalipsis light.

Viernes 17 de julio. Hay mujeres sin aristas. Sin filo. No me dan miedo ni me interpelan. Son imperfectas.

Sábado 18 de Julio. UBA. Buenos Aires. Siempre hay dos verdades. La de lo vivido y la de lo imaginado. Cada uno acomoda como puede.

Domingo 19 de julio. Piñón. El regreso. Sus obsesiones me lo permiten.

Miércoles 22 de julio.  Monólogos Online. Si la libertad es un medio para el actor y no un fin, las cosas se entienden mejor y se simplifican. Pero las renuncias son aterradoras.

Las actrices y los actores tienen historia porque ensayan no porque estrenan. Hoy Benja.

 

 

 

 

 

 

35 Comentarios

  1. Fabiola Pavetto
    | Responder

    La libertad es ausencia de miedo. En teatro se salta sin red para que la red aparezca y se convierta en trampolín.

  2. gloria degiovanni
    | Responder

    Maestro de actores, apasionado en su entrega por hacer del actor un ser libre, con la libertad de crear, imaginar, soñar, buscar, interrogar… El teatro sana, reinventa, recicla.
    Agradezco haberlo conocido, escuchado y entendido ese cumulo de sabiduría , que además despierta el interes de continuar buceando en ésta apasionante tarea de actuar.

  3. Paloma Arredondo
    | Responder

    La importancia del encuentro, sea físico, sea a la distancia…. La importancia de buscar para encontrar, cuando solo se descubre si no se haya pronto y después de ¡quince ensayos! O más, los que sean necesarios! porque si no la holgazanería pariente de la mediocridad se apodera de las entrañas y hace que el actor en lugar de aprender se deprima!!!

    Oh que bello y nutricio ha sido para mí vida nuestro encuentro.
    De técnica, acción, movimiento y “vamos viendo”

  4. Miguel Escutia
    | Responder

    Cierto, el ensayo genera la historia de ese actor-actriz desencadenando certezas y dudas. Siempre me pregunto dónde estoy…..el caos del acto creativo instala la duda eficaz?

  5. Martijn Kuiper
    | Responder

    Que pasen los prodigios.
    ¿Entonces una inmensa minoría entiende la relación director/actor como un lugar de explorar juntos? Parece que, tanto directores como actores la desentienden en la misma proporción. Estos últimos, en nombre del miedo a la libertad, piden órdenes; ¿”qué quiere que haga Sr. Director”? Y terminan resolviendo el personaje en el sofá pos-órdenes. Los primeros, es decir los directores (uy, casi se me escapa “la autoridad”) tal vez también abusan de ese sofá por los mismos motivos, por miedo a la libertad. ¿Y qué gracia tiene ser creador y trabajar con la imaginación de otro? Salvo si te pagan mucho dinero, claro. Entonces algo de gracia sí tiene.
    Un actor español famoso decía en una entrevista que su director, también famoso, era un prodigio porque tenía la obra de teatro al dedillo en la cabeza antes de comenzar los ensayos. Creo que Eines lo llama, jugar al futbol tocando la pelota con la mano. En nuestro arte se puede ser prodigio tomando atajos. A un director que te priva del placer de jugar, de explorar, de hacer porquerías, de desarmarte en cuerpo y alma, ese santo lugar donde tengo permiso para estar perdido y festejar el “no saber” en nombre de la fertilidad escénica, ese lugar que prácticamente me salvò la vida, y me costó tanto descubrir, ese lugar donde en cada ensayo enseña un pedacito nuevo de ese ser que soy y aun no sé muy bien quién es (y cada vez me interesa menos), la “zona subnormal” , la zona de comfort si quieres, ese lugar que es la razón por la cual me expongo en el escenario, a ese lugar me refiero, a un director que me priva de esa zona, yo digo no. Salvo si me paga mucho dinero, claro entonces pregunto “¿Sr. Director, quiere trabajar con mi imaginación o quiere que yo trabaje con la suya.?”
    Que pasen los prodigios.
    Gracias maestro.

  6. ELIZABETH GUINDI
    | Responder

    A VECES ME PREGUNTO…..

    ¿QUE SERÍA HOY MI VIDA,
    MI VIDA COMO ACTRIZ,
    COMO SER HUMANO,
    MI VIDA DURANTE ESTE ENCIERRO,
    SI HACE 10 MESES NO ME HUBIERA TOPADO CON EL MAESTRO JORGE EINES?

    TENER LA EXPERIENCIA DE ESTAR EN SUS CURSOS,
    AHORA MONÓLOGOS EN EL ENCIERRO,
    IMPLICA UNA TRANSFORMACION EN MUCHOS ASPECTOS
    Y DIFERENTES PROFUNDIDADES.

    ¿SON SUS CURSOS SOLO DE TEATR0?

    EN UN PRINCIPIO ESO PENSÉ,
    PERO HOY DESPUÉS DE 10 MESES DE CONOCERLO,
    DE LEER SUS LIBROS Y ASISTIR A SUS CURSOS,

    ME DOY CUENTA QUE NOS HACE TOCAR
    NIVELES MUY PROFUNDOS DEL SER
    Y DE MANERA SUTIL NOS TRANSFORMA.

    UNA FILOSOFÍA DE VIDA QUE QUEDA SELLADA
    EN LO QUE ÉL LLAMA LA TÉCNICA DE LA ÉTICA.
    LA TÉCNICA DE REPETIR PARA NO REPETIR.

    QUE GRAN FORTUNA LA MIA PODER EXPERIMENTAR ESTA TÉCNICA
    QUE NOS LLEVA A TOCAR LA ESCENCIA DE LO TEATRAL,
    LA ESCENCIA DE LA EXPERESIÓN SORPRENDENTE,

    Y LO MÁS,
    RESPIRAR AL SABER QUE SI EXISTE UN CAMINO HACIA LA LIBERTAD.

    Y ESTA LIBERTAD QUE TAN LEJANA PARECÍA,
    EMPIEZA A SER DESCUBIERTA A TRAVES DEL CUERPO,
    A TRAVES DE DESARMAR,
    DE ROMPER ESTRUCTURAS MENTALES Y CORPORALES APRENDIDAS Y AHORAS INNECESARIAS.
    Y CREAR LO DESCONOCIDO CON LA URGENCIA DE MANIFESTARSE.

    A TRAVES DE LA TÉCNICA.
    CUATRO PASOS,
    QUE POR SENCILLOS QUE PAREZCAN AL NOMBRARLOS,
    NOS LLEVAN EN SU CONSTANTE PRACTICA O CONSTANTES ENSAYOS
    A LA REALIDAD ESPIRITUAL DEL TEATRO, A SU ESENCIA.

    GRACIAS JOREGE EINES POR OFRECERNOS ESTE CAMINO….
    OJALÁ MUCHOS ACTORES Y DIRECTORES ENTRARAN A ÉSTOS ENCUENTROS.

    EXCELENTE PEDAGOGO, JORGE ES GENEROSO EN EL DAR Y ABRIR CAMINOS
    PARA QUE CADA ACTOR ENCUENTRE ESA LIBERTAD Y POR TANTO SU ORIGINAL EXPRESIÓN.

    DEARMAR PARA ENTRAR POR OTRO LADO.
    SE LOGRA….CON LA TÉCNICA DE LA ÉTICA.

    GRACIAS, MAESTRO, GRACIAS.

    ELIZABETH GUINDI

  7. Benja
    | Responder

    3 años ya desde la última vez que trabajamos juntos en Santa Fe. Un año desde la última vez que nos vimos en España.
    Ahora la pandemia nos acerca aunque sea de manera virtual. Las formas no importan, estar juntos es lo que vale. Y me hace bien.

    Con el encierro me planteo cosas, las dejo decantar. Lanzo preguntas… y caen respuestas. La eterna procrastinación se va transformando en proyectos. El cuerpo tira ¿Es una respuesta? Eso me gusta y hace bien.

    Julio 2020: Shakespeare. Me aterra de muchas formas, pero no paraliza. Una vez dado el primer paso no hay vuelta atrás. Es como lanzarse de cabeza a una piscina sin agua confiando que en el fondo de esta estará todo un grupo de personas esperando para recibirme. Y sí que lo están y me reciben. 7 ensayos: FLOR, CARMEN, ANDRES, ANNE, CARMEN, MARTJIN, CARLOS. En cada ensayo constato una maduración, un arrojo diferente; un cuerpo que parece haber entendido, madurado y apropiado algunas cosas. También visualizo nuevas batallas que debo liderar en cada ensayo. Y las quiero dar.

    Será que me siento que estoy en el lugar que debo estar? La respuesta me gusta y me impulsa a jugarlo todo y más.

    El trabajo de la técnica, la ética, el juego y la libertad. Lo tengo tatuado en la médula. Nadie me la quita.
    Cuando directores y compañías me invitaron a trabajar, sentía en cada ensayo cómo tenía que sacrificar la libertad (porque querían control) o el juego (porque no entendían y esto era serio), la ética (porque cualquier cosa valía) y la técnica (porque el trabajo no se empezaba en el escenario). Y como un apóstol (o quizás un matón), recuerdo tantas batallas post-ensayo, ganadas o no, creo que las perdí todas. Con perspectiva las abrazo y entiendo que el problema fue aceptar ese trabajo. No era ese lugar donde debía estar. Pero lo hice. Koltès ya lo dijo:”Como conozco todas las formas de decir ‘sí’, ahora puedo decir ‘no'”

    Y ahora estoy aquí. Gozando el vacío. Amando la pregunta. Nunca pensé el placer que se sentiría. Y seguimos de la mano.

  8. Pilar Bastardés
    | Responder

    Siegan las chicharras el tiempo.

    Quiebran los metales el silencio.

    Vencen las hojas la distancia,
    en un sueño inconcluso.

    En el duelo de un asfalto
    que secuestró su oxígeno.

    Besos de luz ✨ Maestro 💙

  9. Mercedes Diop
    | Responder

    Sigue el misterio de una escritura que no puedo evitar. Entre los perros y las palabras algo voy armando.

  10. Susana Inés Pérez
    | Responder

    Hace poco, tomé la mejor decisión de mi vida (aparte de dedicarme, en lo que pueda, al teatro): “one step at a time”, vivir el día como venga, tomarlo como tal y hacer con él, habitar el día. Así, sin olvidos, pero sin repeticiones y obsesiones, encaro los días. Así, si frustraciones, sin saber, porque solo tengo el día, la inercia, la guía invisible. La gran cantidad de trabajo, dar la batalla por defender aquel “valor superior”, la finalidad última, quizá podríamos llamarla así, araña las entrañas y se hace monstruo en ocasiones, imposible, insoportable peso, ganas de tirar la toalla. Pero tenemos el día. El día es lo único que existe. ¿Valor de mercado o valor superior? ¿Existe el equilibrio? Déjame seguir pensando, o viviendo. Existo en el ensayo. Soy. Nunca antes había estado presente, había sido. Siempre como hámster en mi rueda. Ahora soy, con todas mis imperfecciones. Cada movimiento de brazo crea una vida, nueva. Y habito todas y cada una de ellas. “Derecho de burla”; ojalá. Seguimos.

  11. Sepu Sepúlveda
    | Responder

    Hay veces que la muerte de Lorca se me hace insoportable. Alguien lo nombra, y se me encoge el corazón como si de un familiar amado se tratara. Al igual que mi revolucionario Vsévolod Meyerhold . Los dos romperieron moldes y la pagaron. Ser original, innovador e investigador, se paga. Con un tiro. Hoy en día, ellos están incrustados en el teatro, como una bala. Con una vida, para muchos, desconocida y compartida. Ambos fueron fusilados por regímenes dictatoriales. Aún no se sabe dónde se encuentran sus restos mortales.
    Tenemos la suerte de contar con un gran maestro del hecho teatral D. Jorge Eines (La D no es de don es de Dios, jejee

    • Martijn Kuiper
      | Responder

      Sobrecogedor mensaje, oh

  12. Laura Moss
    | Responder

    En medio de tanto enfoque finalista , el Ensayo deviene transgresor .

    Te abrazo

  13. Paula
    | Responder

    Una puerta se cierra, Y el viento que la atraviesa abre una ventana, Estamos ahora en una dimensión quizás aún incomprensible, en tus clases, en casa, escuchándote, La Realidad se abre espantosamente bella y transformadora.
    Gracias Jorge

  14. Marta Calle
    | Responder

    No hace mucho, pedí libertad y hace poco descubrí que la tengo yo. Aún no somos del todo amigas. Nos tememos la una a la otra. Quizá por las traiciones en el pasado. La técnica me recuerda el camino.

  15. Sylvia Majo
    | Responder

    ” Si la libertad es un medio para el actor y no un fin, las cosas se entienden mejor y se simplifican” es lo que necesitaba leer hoy, gracias Jorge. Siempre nos pides entregar todo en los ensayos, que la técnica va con la ética y lo demuestras como buen maestro por tu generosidad y entrega con tus alumnos y hasta con quienes no lo son. Qué privilegio haberte conocido y estar en el taller con mi hijo, confieso que toda la familia te ve, no solo mi hijo actor, todos, el teatro y tus enseñanzas para la vida.

  16. Claudia Vergara
    | Responder

    Muchas gracias por compartir tus reflexiones Jorge.
    Hace muchos años cuando viniste a Chile, quise aprender contigo.Ya tenía años de trabajo, pero mis inicios duros en la universidad me dejaron clarísimo que siempre tengo que aprender y seguir estudiando y probando y errando. Y mi historia de vida también me lo ha hecho ver…me casé, luego me separé, y hace poco tengo una hija, no he hecho las cosas en ” orden” y eso me fascina, así mismo voy viviendo el teatro, me sorprendo constantemente y ahora que debiera hacer, estoy mirando, escuchando aprendiendo de ti y l@s compañer@s, este encuentro es un placer para mi vida, un gran regalo que recibo feliz en cada encuentro.
    Un gran abrazo para tod@s!

  17. Sajid Lonngi
    | Responder

    En España el mercado recibe con los brazos muy abiertos a los artistas. Así los ahorcan mejor.

    Que poderoso es esto, la mente intenta siempre ahorcar al arte en mi cuerpo, mi batalla no es la unificación ni la buena convivencia entre ellos; si no la libertad de ser en el Etéreo de mi mismo.

  18. Janneth Villarreal
    | Responder

    Encontrarme con Eines me ha hecho que recuerde mucho mi niñez, cuando el imaginario no tiene límites, es inmenso, poderoso y mágico. Me ha hecho metabolizar que nada está mal cuando es el cuerpo quien manda. Me ha regalado libertad. Libertad es saber que aquí todo está permitido y nada es obligatorio. Asumir la libertad como un medio sin fin es un regalo invaluable. Gracias maestro …! Gracias infinitas … sigamos desarmando para poder armar, sigamos remando para ser siempre libres. 🙏🏻❣️

    • Janneth Villarreal
      | Responder

      Me has devuelto el deseo más genuino de imaginar …! ❣️🙏🏻

  19. Pilar Puente
    | Responder

    Que se escucha cuando la voz se calla ?
    Siencio, silencio, silencio…
    El Cuerpo que no busca posesion ni victoria construye un abismo al que nos lanzamos, buscando una morada vibrante de desconocimiento y sorpresa.
    No es posible cavilar porque el Cuerpo se oscurece y se rompe y de golpe nos asalta la pobreza.
    El Cuerpo escucha. Los miembros se multiplican y conducen la savia que brota de detrás de los huesos hacia sombras temblorosas ausentes de formas.
    El Cuerpo respira su memoria. En el silencio el Cuerpo mastica el polvo espeso de los tiempos y vomita los ruidos de sus grutas.
    El Silencio de la Mente y el Lenguaje del Cuerpo bailando la danza eterna de lo efimero de toda belleza y toda gloria.

  20. Lore
    | Responder

    1-No estoy muy segura de que seas del todo consciente. Mejor!

    2-Provoación constante.

    3-“Aprender a aprender”. (Eso es para gente brava. No se admite la ignorancia tan ligeramente).

  21. María Gainzarain
    | Responder

    El estudio de la propia naturaleza como parte del todo puede hacernos comprender lo que, en realidad, tiene relación directa con la memoria.¿Qué pasó? ¿Qué he imaginado de lo que pasó? La construcción de la vida de una persona tiene mucho que ver con los propios recuerdos. A veces son reales otros ideaciones. En todas las historias, como la propia historia hay hechos e interpretaciones. ¿Qué parte de nuestra actuación representa a un personaje o lo que en realidad podamos pensar que pudo ser? Así que la verdad tiene aristas, y no sabemos dónde está la frontera entre lo que experimentamos o con lo que imaginamos. Tal vez la mentira por lo que descarta estaría más cerca de la verdad que las imágenes que afirmamos recordar. Interpretar también es crear cómo escribía Susan Sontag. Y el teatro a través de los tiempos recrea , inventa y transmite la historia o la ideación del ser humano.

  22. Iñigo
    | Responder

    ¿Por qué el teatro? ¿Por qué ensayar? ¿Por qué escribir?
    ¿Spinoza? … ¡eso! … ¡Spinoza! … Entonces, todo eso es por Pasión. Ese afecto tan peculiar. La Pasión por expresar.

    Inevitable. Ineludible.

    Por lo tanto la pregunta no es ¿por qué?, sino ¿cómo?
    ¿Cómo expresar?

    Spinoza y Eines. Las capas de la pasión por esa forma de expresión que se llama Interpretación:

    – Lo pre-técnico (el cuerpo, la intensidad, la libertad expresiva, la concentración, de nuevo el cuerpo … la pasión como afecto del cuerpo y por el cuerpo, … ),
    – lo técnico (objetivo, acción, entorno, texto, contingencia … la pasión por lo que ordena y da forma),
    – lo post-técnico (el arte, la obra, el sentido, tal vez la ética … la pasión por lo sublime).

    Al final lo importante no es vivir, sino vivir apasionadamente. Por eso.

  23. Joaquin Gomez
    | Responder

    Si alguien -tiempo atrás- me decía que desde el confinamiento podía volar me hubiese echado a reir como loco, hoy tengo la certeza que se puede llegar muy lejos con las alas de la tribu. ¡Benditas ventanas!

  24. Adelina
    | Responder

    Reventar de inspiración

  25. Adelina
    | Responder

    28 de julio de 2020
    Esta noche no me quiero dormir, siento que me encuentro, existir para mí, no quiero ser dueña de las certezas, libero al ser que no me dejo ser, quiero reventar de inspiración, justo ahora me pregunto ¿Yo soy? Mi vida entre las líneas, mientras tenga sueños todo estará bien, me repito. Humildad de ser, de actuar, consciencia, felicidad, si el teatro nos libera a nosotros mismos que mejor, hemos venido a este mundo a crecer. He decidido escribir la vergüenza de mis pensamientos, me lo debo a mí, es por mí, para mí, por rescatarme, por amarme. Llevo mucho tiempo intentando decírmelo ¿estás ahí? Soy un camino de verdades, soy todo un camino de desierto donde se puede montar la vida. Darme paciencia de vivir, sinestesia, ya he sido muy desperdiciada y regada antes, ahora quiero agradecer, ofrendar.

  26. Toni Báez
    | Responder

    Felicidades a Federico, Jorge. Digo yo, que algo de todo esto mamó de ti. Recuerdo una audición que me hizo para una publi. Lo pasamos tan bien y nos reímos tanto en aquella audición que aún la recuerdo. No me cogieron. Pero la recuerdo.
    Y es que recuerdo que aquel día hice lo que realmente me apeteció hacer , con total libertad por parte de Federico.
    Por aquel entonces estaba en mi primer año contigo. Lejos, muy lejos de entender en el cuerpo todas aquellas cosas que nos explicabas en tus hipnotizantes clases. Pero sabía que estaba en el camino, estando contigo.
    A mí también me salvaste en el arte y en la vida.
    Gracias Jorge.

  27. Fernanda
    | Responder

    “Una actríz que solo lo es cuando ensaya o actúa”
    Vaya que sí. La inmanencia, esa, desde Aristóteles. Conmueve leer a Eines.
    Trascender, qué será?
    La vida, el arte, el amor, tal vez Mozart, tal vez Mozart, y eso que hizo con su deseo.

    Cariños

  28. Fernanda yábale
    | Responder

    “Una actríz que solo lo es cuando ensaya o actúa”
    Vaya que sí. La inmanencia, esa, desde Aristóteles. Conmueve leer a Eines.
    Trascender, qué será?
    La vida, el arte, el amor, tal vez Mozart, tal vez Mozart, y eso que hizo con su deseo.

    Cariños

  29. Jacqueline Osorio
    | Responder

    Ha sido una experiencia maravillosa encontrar al Maestro Eines y su técnica. Un abrir de puertas, una caída por la madriguera del conejo

  30. Ivan Garcialuna
    | Responder

    Desde que comencé a hacer teatro siempre busque la libertad en el escenario, algo que no encontré hasta que me tope con Eines y poco a poco voy descubriendo esa libertad que tanto anhele.

  31. MARIA ANTONIA VELEZ ALVAREZ
    | Responder

    AMELIA PANDEMIA
    COLOMBIA
    32 SEMANAS Y 6 DÍAS DE GESTACIÓN-MUJER MAMIFERA

    Una plaza en el seminario “El Cuerpo Habla” para la embarazada.
    El maestro propone que solo sea oyente, pero ella adquiere una postura de ponerse aprueba y le plantea directamente su participación presentando su embarazo como un acontecimiento personal para la creación teatral y un espacio de estudio para su recorrido como actriz.

    LA MAESTRA ME EXPLICA …la técnica genera un personaje…
    AGOSTO 1 realice otra apertura explorando trabajar paralela a mi embarazo.
    SIN EMBARGO…… quiero basar esa creación de personaje en la pasajera forma que tiene mi cuerpo y mi vientre.

    NACEN PREGUNTAS:
    ¿COMO MI CUERPO HABLA DESDE MI EMBARAZO?
    ¿COMO MI CUERPO HABLA DESDE EL ENCIERRO?
    ¿COMO MI CUERPO HABLA DESDE LA TÉCNICA DEL MAESTRO JORGE EINES?
    ¿COMO MI CUERPO HABLA MIENTRAS NAVEGO DE LO UNIVERSAL A LO SINGULAR ?,
    ¿COMO MI CUERPO HABLA DESDE AMELIA?
    ¿COMO MI CUERPO HABLA MIENTRAS ENSAYA Y DESCUBRE INFINITAS METONIMIAS?

    EMBARAZO: CONDICIÓN CORPORAL QUE NO QUIERO IGNORAR PARA CONSEGUIR EN LA ESCENA LA ACCIÓN Y NO LA ACTIVIDAD – EL CUERPO Y NO EL TEXTO – LO SINGULAR Y NO LO UNIVERSAL – EL PERSONAJE Y NO LA SIMPLE Y MUNDANA ANTONIA EMBARAZADA

    ¿Es posible encontrar esa ecuación?

  32. Anayeli Sánchez
    | Responder

    Tomar el tiempo para escribir y ver la cantidad de personas que te escriben, te piensan, te admiran e inspiras… hace 44 años estaba de iniciando de nuevo y hoy cada uno de español comentarios son frutos del inmenso trabajo que has hecho… hacernos sentir seguros, porque de ti aprendí que “Si el mundo es una mierda, no hay que ser mierda con el mundo” y para ejemplo, tú, tu arte, tu familia, tu ética y tu pasión💕.

    Tantas historias conectadas, tanto dolor, tantas preguntas, pero en el punto que convergen es para sanar, reparar, reconstruir… REVOLUCIONAR.
    Porque tú inspiras a una revolución que también entra por otro lado, que es “ruidosamente silenciosa” y que seguirá expandiéndose por tantos lugares como sea posible.

    Gracias por salvar vida, por tantas transfusiones de sangre y por tanto trabajo.

  33. Anne Castillon
    | Responder

    CONTINGENCIA: son impulsos, contradicciones, silencios. Dijo el Maestro
    Y sigo hurgando, porque no me alcanza, hay más, hay más…. también es VACIO, un vacío lleno de posibilidades que desconozco, pero percibo. Siento el latido de eso que está ahí y no sé qué es. Una y otra vez vuelve a mí algo que escribí a mis 13:

    “Cae la noche; un olor penetrante a humedad y silencio invade mi habitación.
    A mi alrededor se abre un abismo y yo voy cayendo lentamente hacia la nada.
    Me siento sola; puedo palpar mis pensamientos y veo lo que se esconde tras ellos. Tengo miedo, espero una respuesta desconocida. Desesperadas gotas de sudor se deslizan por mi frente y se pierden en el vacío.
    Mis ojos parecen salir de sus órbitas queriendo alcanzar ese cielo infinito que se alza sobre mí.
    La humedad se hace cada vez más pesada y el silencio sigue aumentando.
    Giro lentamente sobre mí, miro a un lado, luego al otro, creo haber hallado la respuesta; No, detrás de mí sólo sigue aumentando aquel olor penetrante a humedad y silencio.”

    Atreverse a ese vacío sin temor a perderme, porque sé que estoy sostenida por la técnica que ya es tatuaje en mis células.
    “Cuando están consolidados el objetivo, el entorno, las acciones y el texto, la contingencia aparece como necesidad y no como imposición” (Repetir para no Repetir)”
    La CONTINGENCIA, aquello que no está antes de estar, necesita que estos cuatro pilares estén firmemente consolidados e interactuando en total armonía para que ocurra: la ocurrencia de lo espontáneo (liviano, etéreo, efímero) que irrumpe en el momento preciso en lo consolidado (firme, sólido, estructura irrompible), para imprimir a esa acción de un carácter único y singular.

Dejar un comentario