El Tiempo Encontrado. Diario sesenta y cuatro.

Publicado en: Entradas | 17

Sábado 15 de febrero. He tenido y aun me queda energía y atrevimiento para crear. No tengo nada más.

Cena en el Alamillo. Jesús Noguero sigue dándome cuerpo y alma. Mientras cenamos renace el pacto. Así es la familia.

Lunes 17 de febrero.  Las cosas tan duras. Tan tristes y desesperadas que se nos ocurren de madrugada.

Martes 18 de febrero. Fabiola desde Rosario me escribe. A veces me da miedo tu melancolía. Le digo. No sufras. Es terapéutico.

Jueves 20 de febrero. Siempre Goyo. Spinoza y Benedetti. El acuerdo en lo geométrico. Un círculo vicioso. Un triángulo amoroso. Una cabeza cuadrada.

Viernes 21 de febrero. Las democracias se disfrazan de capitalismo. Todo arma un bucle redentor del individualismo. No salimos de ahí.

sábado 22 de febrero. No controlar. Delegar. Sembrar tiene que ser la norma, aunque el modelo de talar y talar y talar parece ser la norma.

Domingo 23 de febrero. El virus. Los humanos nos castigamos. En los cuerpos y en los mercados. Borges una vez más en este diario. “Dos calvos peleando por un peine.” Somos tan defectuosos que no hay conocimiento que nos haga mejores.

Lunes 24 de febrero. El mercado potencia la guerra. Todo vale para conseguir ganarle al otro. No es ese el lugar que se merece un acto creador. La ansiedad existencial supera cualquier dimensión ética.

Martes 25 de febrero. Un hombre puede amar a una mujer. Hacer un hijo. Madurar. Morir. Una mujer puede amar a un hombre. Dar a luz. Criar. Cuidar. Envejecer. También morir.

Miércoles 26 de febrero. Quiero ser útil, pero tengo valores. ¿Como se organiza uno para ser equilibrado entre la productividad y la moral?

Jueves 27 de febrero. La acción es necesaria, aunque no sea universal. Necesaria y contingente al mismo tiempo. Necesaria para construir la estructura y coyuntural y contingente cuando se hace particular en el por qué y para que de cada actor.

Viernes 28 de febrero. Las cosas se oxidan antes de usarlas. Es la velocidad de no usar y tirar. Sentir la riqueza de tirar antes de usar.

sábado 29 de febrero. Enamoramiento. Sexo. Amistad. Amor. Si uno es capaz de asumir las etapas va todo bien. Sino se vuelve una y otra vez sobre las dos primeras.

Domingo 1 de marzo. No es el trabajo del artista lo que hay que proteger sino la supervivencia del Arte,

Lunes 2 de marzo. Siglos atrás el Arte de la Escena pudo festejar la productividad. Contribuyo a la supervivencia del Arte de la Escena y de quien lo producía. Hoy en día es destructor de las reservas humanas que le pertenecen al Arte. Crea adicción al mercado y no al derecho a la creación. Destruye la secuencia natural de lo humano, ser intermediarios entre los abuelos y los hijos.

Solentiname. La utopía. Ernesto Cardenal.

Martes 3 de marzo. No se temen a los grandes textos cuando se tienen actores sujetos por la ética y por la técnica.

Miércoles 4 de marzo. En un juicio ético se puede ser inocente y culpable al mismo tiempo. La moral es otra cosa. Manda la costumbre de la tribu.

Viernes 6 de marzo. Ateneo XXI. La Astucia del Cuerpo. Con José Luis Gómez y Fermín Cabal inventamos un viaje. Aptos para la palabra. Nos gustaba estar ahí. Casi tres horas. Cada uno tomo un desvío para encontrarnos. Hoy, cada uno seguirá por su lado.

Sábado 7 de marzo. Piñón. Mi casa es una fiesta. Eso que aún nos lleva y nos lleva y nos lleva. Un feroz combate contra la muerte. Nos mira Mariasun.  Me dice que cada día estoy más guapo. Su sonrisa me esculpe por dentro. Ahí me quedo esculpiendo.

Domingo 8 de marzo. Tengo 11 años. La muerte de mi padre me deja a los pies de la melancolía. Mi primer poema. Julio Sosa dice. “Pido permiso Señor. Este tango habla por mi” Busco padre por todos lados. Tengo miedo. Tengo valor. Tengo una madre que sabe hacer su tarea.

Lunes 9 de marzo. Tenemos que cerrar la Escuela. Sandra y Gloria y una clase a puerta cerrada.

Nahuel a Buenos Aires. Edgar a México. Vanessa a Colombia. Mirare sus ausencias.

Martes 10 de marzo. La palabra me acepta y me castiga. Como si le pagara a una mujer por una infidelidad no cometida.

Miércoles 11 de marzo. Fernando Signorini me envía Hegel. Amo y esclavo y por un instante el futbol se salva de ser devorado por sí mismo. ¿Podrá desear mejor?

Jueves 12 de marzo. Hago mi trabajo. Escribo libros. Todo lo dejo abierto y a disposición de todo el mundo. Me gustaría compartir más y mejor. Serán estupideces egocéntricas. Se ve que sigo esperando que me quiera todo el mundo.

Viernes 13 de marzo.  La acción en estado de interrogación permanente para contener la furia de la naturaleza corrompida.

Sábado 14 de marzo. El Virus se lleva todo por delante. La responsabilidad individual y colectiva para no quedar atrapados en el pánico. Cuando eso que acontece es algo más que biológico cada uno recurre a su archivo personal de pasiones de las que suturan los agujeros de la existencia. Mientras nos lavamos las manos y respetamos la distancia con los otros seguimos recordando esa razón buena para vivir.

Domingo 15 de marzo. Macbeth. Ella Recuerda. Dile a la luna que venga. Coriolano. El lenguaje de las horas.

 

 

17 Comentarios

  1. Eduardo cossavella
    | Responder

    Brillante y sutilmente melancólico.
    Qué agradecido estoy al universo por haberte conocido. Abrazo de gol.

  2. Nacho
    | Responder

    El mundo se para.
    Más bien los seres humanos se paralizan atentos al expansión de un virus
    que al igual que nosotros simplemente quiere vivir.
    De pronto Nos lo jugamos todo en los hospitales y lo único que podemos y podremos hacer para ayudar es quedarnos en casa
    Todo lo contrario a lo que nos venían diciendo
    Emprendedores del mundo
    Quédense en su casa
    No se si ser optimista pesimista o prudente
    Seguramente pasaré por todos esos estados (ilusiones) a lo largo de estos días
    Habra días en los que la imaginación se impondrá y en otros el tedio
    Parece enviado por el oráculo de Delfos este virus para que nos conozcamos a nosotros mismos
    Y a los demás
    A los demás en nosotros mismos y a nosotros mismos en los demás
    (Uff, vaya parafrasecitas)
    Queda mucho para saber en qué nos transformará esta pandemia
    Todo dependerá de lo que hagamos mientras dure la cuarentena
    Estamos encerrados en casa pero conectados
    Apoyémonos
    Nos tenemos los unos a los otros

    Un abrazo a todos compañeros Einesianos

    Hagamos lo que sabemos
    Compartimos una ética
    Y tenemos la imaginación para crear

    Fuerza y resistencia!

  3. Nerea
    | Responder

    Ayuda en momentos así, ver que hay sinergias partiendo del arte escénico como núcleo. La teatralidad humana como respuesta a una necesidad de supervivencia.
    Somos de extremos, la semana pasada manifestaciones y ahora te dicen que te quedes en casa para sobrevivir y no matar a otros. Por qué no se cuestiona justamente eso nuestro modo de vivir, todo a través de un hashtag #yomequedoencasa, sin plantear nada. Qué es la salud? Qué es lo vital?. Yo por mi parte pretendo seguir creando y poder de verdad reflexionar sobre toda esta “pandemia”. Ahora sí que el mundo parece un escenario y sólo los que nos dedicamos a esto tenemos la opción de buscar una salida creativa y vital. Coincido con Nacho, debemos crear y estar unidos a través del contagio artístico. Imaginemos y plasmemos un mundo mejor. Un abrazo enorme a todos y seguimos en contacto.

  4. María Gainzarain
    | Responder

    La puerta de la jaula se cierra detrás de mí. Reconozco a mi alrededor el espacio que ocupa mi universo más personal. No hay lugar para la duda, toca correr hasta llegar al borde del abismo saltar sin pensar y volar…

  5. Eusebio
    | Responder

    Es curioso, el mundo nos obliga a parar y a recluirnos, subrayando con tinta indeleble, que ya lo hacíamos. Cada uno en su pantalla. La vida viene a decirnos esto, con un lenguaje brutal y bello, sin artificio. Quizás después de mañana, salgamos a la calle de otra forma, con muchas más ganas de todo, incluso de nosotros mismos.

    El teatro nos espera, Jorge.
    Un abrazo grande.

  6. Sepu Sepúlveda
    | Responder

    Este es un momento muy emocionante. Vamos a embarcarnos rumbo a nuestro descubrimiento… Pero antes os hablaré del “Coronavirus”. Yo la veo como una obra muy oscura.

  7. Jou Kotton
    | Responder

    Y tenemos virus para dar y tomar. Nunca se sabe pero se puede conseguir en cantidad.

  8. Nahuel Picone
    | Responder

    Damos la pelea, estamos acostumbrándonos. Cambian los escenarios pero continúa la lucha.
    ¿De qué será el fin?
    Algo tengo seguro. No será el del teatro, tampoco de la técnica.
    Seguimos del mismo bando. Cada vez más, del mismo lado. Más familia.
    Ya te extraño querido amigo y también miro la ausencia desde la habitación del aislamiento. Algo dejé en tu “casa-escuela”.
    De esta salimos con la astucia del cuerpo

  9. Jamplus
    | Responder

    Asustados corremos a nuestra madriguera ( es lo que tenemos que hacer ahora)
    Asustada la humanidad se esconde como un único organismo en su caparazón (el miedo y la valentía se unen como instinto para conformar el sentido común)
    Parece que volvemos a sentir nuestra vulnerabilidad
    Emerge una realidad atávica, telúrica olvidada tras décadas creyéndonos dioses
    Mientras construimos androides y pensamos en Marte como el edén de la ciencia
    ignorando a las fieras ya exhaustas y derrotadas aparece en China un organismo silencioso
    Lo invisible mata
    En italia piensan que es un problema de China
    En España pensamos que es un problema Italiano
    En el norte de Europa piensan que es un problema mediterráneo, en Latinoamérica que es un problema Europeo y así sucesivamente ciudadanos de todo el mundo no se preocupan hasta que traspasa sus fronteras (siempre va a ser así? )
    Dicen los que ya lo han vivido todo que nunca habían vivido algo así
    No tenemos referencias entonces
    Solo nuestras ganas de vivir
    Perdonemonos los errores que podamos cometer
    Y (se que no va a ser lo que va a ocurrir )
    Dejémonos de diferencias
    (La ingenuidad de los románticos, los románticos modernos a diferencia de los que nos precedieron buscamos en las diferentes identidades no una imposición
    Sino una comunión )

  10. Fabiola Pavetto
    | Responder

    Componemos una loca sinfonía armónicamente disonante, del almas peculiares y escénicos compases.

  11. Fabiola Pavetto
    | Responder

    El arte negado por puertas ofrecido por escaleras al cielo

    Contagio de sintonías

    Tu padre a los 11 mi hijo se fue y ese relato de tu madre reviviéndolo en palabras.

    Es en la realidad del discurso diría lacan…desde Freud

    Es en la realidad de la escena. Diría Eines.

    Gracias Maestro. Componemos una loca sinfonía armónicamente disonante, del almas peculiares y escénicos compases. Fabiola.

  12. Fabiola Pavetto
    | Responder

    El arte negado por puertas ofrecido por escaleras al cielo

    Contagio de sintonías

    Tu padre a los 11 mi hijo se fue y ese relato de tu madre reviviéndolo en palabras.

    Es en la realidad del discurso diría lacan…desde Freud

    Es en la realidad de la escena. Diría Eines.

    Gracias Maestro.

  13. Rafaela
    | Responder

    La lluvia y el tiempo. La cuarentena y el tiempo. las clases sociales, los privilegios de clase. Algunes estamos calentitos leyendo placeres, estudiando el arte que nos da de vivir, otres afuera venden medias bajo la misma lluvia que yo miro ahora por la ventana. Vidas subvaloradas por la desigualdad y la mala suerte. Nada es responsabilidad de ellos, y sin embargo la pagan con su vida.
    Yo me enfrento a mis problemas, una tesis a mitad de camino, un ensayo poco inspirador, un día desabrido y con falta de creatividad para escribir sobre mi y mi propio proceso de creación de una obra: Mariquita. La que pasó por todas e insiste en ser escrita y ser narrada, en salirse del papel y contarse en primera persona. La que una vez mas se desprende del silencio y se planta con firmeza. ¡No me van a doblegar.! dice, me dice, me digo.
    En esta confusión rotunda, de vez en cuando, este rinconcito virtual, me da una esperanza y una idea que me hace abrazarme al arte que me da de vivir y navegar en ella. y entonces ya no soy tan privilegiada, ni tengo algún cielo ganado. Si no ensayo no trabajo, y si no trabajo, no como, pero no hablo de dinero, hablo de mi alma.

    Abrazos, Jorge.

  14. María Gainzarain
    | Responder

    Aunque en apariencia sea el mejor momento para pensar, en casa sin la obligación de ir a ningún lado, sola ahí con mis pensamientos…De repente estar delante de un actor en un teatro recibiendo sus palabras, sus movimientos, de tú a tú es una actividad de riesgo porque al hablarte e igual que cada una de las personas del público también puedes recibir el virus…Lo que te da la vida algunas veces te la quita. El teatro es un modo para mi de estar en el mundo, una reflexión corpórea, una empatía radical,una visión crítica desde los arbores de todos los tiempos…Tanto cuando cabalgas en el hilo de una comunicación comulgada o no consigues establecer de modo alguno la línea de transmisión….Y aquí estoy con todo ese tiempo para reflexionar, quieta, permitiendo que las gotas de saliva, de las lágrimas me contagien, una vez más de este virus que es uno de los más antiguos del mundo, que nos sobrevivirá en el tiempo en una sala oscura mientras nos reúna como hasta ahora la vida.

  15. Fernanda
    | Responder

    Ojalá pronto entendamos que la vida era otra cosa, el arte hace rato viene tratando de mostrarlo. O nos volvemos a parir o arrastraremos a nuestros muertos. Aún soy optimista, si pudiera hablar con Shakespware le haría algunas preguntas, eso de Ser? Qué era?

  16. Natalia Villena
    | Responder

    Diario de un maestro. Tampoco el virus puede con nosotros

  17. Noam
    | Responder

    No llegue a este diario y donde estuviera ahora con afabilidad desde la lejanía.

    Agasajar la técnica, porque te abrirá una vía, una ética del arte y universal. Si!!! Para ti actor y actriz. Una opción.

    Agorar el mañana del actor de técnica cuando la otra parte trabaje con sentimientos. “Alumno y Alumna” de Eines, Trabaja, el personaje te acompañara y se tejera, actuara, hablara.

    Crea y juega. La otra parte no podrá obviarlo. Es más puede recordarlo, sino quedara en el acedo.

    Sigo aprendiendo contigo querido.

    Seguimos, de una manera diferente, con monólogos, pero estamos.

    Abrazo maestro.

Dejar un comentario sobre Jamplus

Clic para cancelar respuesta.