El Tiempo encontrado. Diario seis.

Publicado en: Entradas | 1

Martes 13 de junio.

Coriolano. Creo que debemos excluir la pelea. La escena debe comenzar luego de la lucha entre ambos. es decir, el riesgo técnico es que la pelea real imprima copia de violencia, cansancio físico real y no que la escena promueva la dificultad de construir la pelea sin pelea real. Eso es lo que hay que trabajar. ¿me entiendes?

Jueves 14 de junio.

El infierno de Madrid y sus 40 grados. El infierno de lo cotidiano cuando cada palabra es un bache. Nos caemos y nos levantamos. Vamos porque se va.

Hablo por teléfono con Paco P.  El autor de La Higuera regresa y rectifica. Cancha muy sucia y un partido que creo ya no se puede jugar. Surge un nuevo término. Líneas rojas. Debo entender que en el proceso creador con los actores hay cosas que no debemos transgredir. Es obvio que no podremos retomar nada.

Me interesa la geografía del personaje, no la historia.

Una ecografía. Una persona me recorre por dentro y constata que las piedras de mi vesícula siguen tan firmes como siempre.  Bueno, eso quiero.

Viernes 15 de junio. Bogotá. El regreso de Juan A.  De la portada de un libro a que podamos salir de la imagen fija y entremos en lo que hacen y más que nada no hacen, los directores de cine y televisión con los actores.

Llama Víctor Hugo M. desde Buenos Aires. Masajeo narcisistico. Hablamos de Camino del Cielo y de Macbeth. La huella que la obra de Mayorga le dejo. Aún le dura.

Sábado 16 de junio. Renace el Buenos Aires El Trinche. Claudio G. me dice por teléfono lo que yo quiero oír. Si los ensayos van como lo intuyo en septiembre me meto dentro.

Necesitamos a Luci M. Creo que es un eje decisivo. Si los viajes en Argentina evolucionan será entre otras cosas por ella. Le pido que me llame.

Strindberg. La Más Fuerte. ¿Puede ser? Es tanto lo que no me interesa de lo que escribió Strindberg que con dos actrices como las que tengo, nos podemos atrever a cualquier cosa. El mito de origen de un material exuberante por lo que se atreve a exponer sobre la naturaleza de dos mujeres, me interpela con una fuerza extraña y muy vehemente.

El sin sentido siempre se organiza. No veo muchas diferencias entre la ridiculez moral del código Hammurabi y la ridiculez moral de nuestras dos mujeres.

Domingo 17 de junio. Reunión con Tejido Abierto Teatro antes de partir a Colombia. Les quiero hablar de la felicidad. Cada vez estoy más viejo. Cada vez tengo más claro que o me alimento del cansancio o me muero.

Martes 20 de junio

Podemos describir a la acción como una rebelión un poco metafísica y muy real contra los orígenes lingüísticos que tanto preocupan a directores y actores. Una rebelión para darle más valor al cuerpo contra lo literario como organizador del sentido. En definitiva, lo que se pretende es que el cuerpo descubra lo que no hay hasta que el cuerpo lo hace surgir.

De aquí al próximo libro y del libro para aquí.  Un viaje bilateral. Nunca se sabe.

Jueves 22 de junio.

Las clases. Los alumnos. Me escribe L.: “Espere y trabaje muchos días solo para oír las palabras que por fin he escuchado hoy y espero seguir creciendo y hacerte sentir orgulloso”

¿Que quiero yo? Saber cada vez mejor lo que le quiero trasmitir a un alumno y no equivocarme.  Saber contarlo.

Un comentario

  1. Sigfried J. Miller
    | Responder

    Coriolano. ¿No hay nada mejor de Shakespeare?
    Un animal de guerra que no sabe ser animal en sociedad. No me gusta. Me asusta.

Dejar un comentario sobre Sigfried J. Miller

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.