El Tiempo Encontrado. Diario quince.

Publicado en: Entradas | 2

 

Domingo 12 de noviembre. Peer Gynt. La vieja pulsión nos impulsa. Queremos exhibir lo que hacemos. Queremos que el espectador elegido nos elija. Una batalla que una y otra vez se vuelve a dar. Es lo que hay.

Tom Stoppard. “El talento sin imaginación nos dio la artesanía, a quien debemos tantos objetos útiles, como la cesta de picnic de mimbre. La imaginación sin talento nos ha dado el arte moderno”.  Y la técnica sin ética o la ética sin técnica. ¿Qué nos han dado?

Un punto de vista único para cada alumno. A veces lo encuentro, a veces no. Acompañar a alguien en su proceso para que descubra la técnica me sigue pareciendo un acto revelador. Cuando ocurre, se ha podido desentrañar un misterio.

Lunes 13 de noviembre. Sigue bebiendo mate por las mañanas. Otras gentes lo beben en mí misma latitud espiritual. Una identidad preservada de las nuevas tecnologías.   El mate mata la melancolía y te da un saber digestivo que no acabo de desentrañar.

Martes 14 de noviembre. Frio sobre Madrid. Turistas que por la noche están por todas partes. Cena con Alfredo Landman. Es mi primo. Es mi Editor. A veces funcionan las dos cosas y otras veces cada uno por su lado hace tiempo con el otro. Hasta que reaparece la hermandad y nos arroja a un territorio conocido.

Miércoles 15 de noviembre. Mensaje galáctico.   No dejes de buscar eso que parece perdido. Si me tomas de la mano te ayudo, podemos buscarlo en ese otro universo. Cuando lo tengas te doy un tirón hacia mí y lo hacemos pasar. Lo hacemos posible, real, lo hacemos cultura. Resistiremos. Somos más de dos.

Jueves 16 de noviembre. Otra vez Beckett y otra vez un Final de Partida que me precipitó en múltiples resonancias. Primero por Nacho, un alumno que nace y renace en cada encuentro con un lugar de lo teatral revelador de sus mejores interrogantes. Luego por Alfredo Alcón y su muerte después de hacer esta obra. Todo es tan lógico en la causalidad Beckettiana que a veces me aturde con tanto dolor existencial.

No te identifiques en demasía con el alumno. No funciona. Demasiado cerca nunca escuchan. Aunque uno crea que sí.

Viernes 17 de noviembre. El Desierto de los Tártaros, Dino Buzzati. Lo compro. Ya lo había leído. Lo voy leyendo y voy descubriendo los restos de la antigua lectura. Creo que disfruto aún más. Esto sí que es Leer por leer.

La India. Bombay. Un curandero dice. Un niño no tiene por qué comer todos los días. ¿Podría decir otra cosa?  Habla de lo que ocurre. Los políticos tienden a ser curanderos. Ven para dónde va el pueblo y se ponen delante.

Sábado 18 de noviembre. Peer Gynt. Si no puedes conseguir que te vean 1000 espectadores pues que te vean 100. Si no puedes conseguir que te vean 100 espectadores pues que te vean 10. Alguien debe verte. Esto es así.

 

2 Comentarios

  1. jorgeeines
    | Responder

    Nunca se ha hecho un Peer Gynt asi. Una locura que desborda imaginación.
    Javier Marrero

  2. Sigfried J. Miller
    | Responder

    Es factible entender que algo pasa. No es facilo pero lo es.

Dejar un comentario