El Tiempo Encontrado. Diario cuarenta y siete.

Publicado en: Entradas | 8

Domingo 23 de diciembre. Domingo de tristeza tan similar a otros domingos de mayor o igual tristeza. Parece ser que tener la vida resuelta es no pensar.

Lunes 24 de diciembre. No quiero entender porque el catalanismo envía a sus jóvenes a combatir en una guerra social y cultural que acabara perdiendo, aunque la gane. Una guerra que solo favorece a los privilegiados que se adjudican el poder de tener la verdad.

Miércoles 26 de diciembre. Algo desaparece. Se va perdiendo en el calendario. Y sin embargo el placer de releer y de querer creer en algo no me abandona.

Hoy pienso en Fede. En el esfuerzo que hago para creerle. En el esfuerzo que hace para creerme. No debería ser así, pero lo es. No. Con un rabino no iría mejor.

Jueves 27 de diciembre. Marta Calle. Nada condena. Todo debería llamarla desde el Arte. Podrá escuchar y será actriz para la escena. No para la estupidez de los autógrafos.

Viernes 28 de diciembre. Cacho García. Inocencio García. Una vez mas como todos los años en esta fecha me acuerdo de él. ¿Cómo estas Cacho?

Sábado 29 de diciembre. Veo el telediario. Calma los dolores. Un analgésico general que concluye con el informe meteorológico.

La realidad nos muerde. Nos refugiamos detrás del teléfono móvil. Encerrados ahí parecemos a salvo de todo. ¿Tienes un analgésico? No. Llevo el móvil.

Domingo 30 de diciembre. Enrique Vila Matas. “Me hago fuerte en el silencio”. Lo toma de Nabokov.

Lunes 31 de diciembre. ¿Uno es estúpido comiendo uvas?  Fabian Appel en casa. Y hablamos y hablamos y hablamos como si estuviéramos acodados en la barra de un bar y delante de nosotros la gente bailaba y bailaba y bailaba.

No puedo olvidar. Era satisfacción y orgullo lo que yo sentía cuando mi hijo de 9 años me tomaba de la mano. Lejos tan lejos. Cerca tan cerca. No importa. Esto es así.

Cansancio. Ella está triste y cansada. Yo también. A veces la memoria non tiene donde acurrucarse. No encuentra su lugar.

Miércoles 2 de enero. Hay un Teatro muy bueno para cuando uno está tranquilo. Y un Teatro muy malo para cuando uno esta aburrido. Teatro para mujeres que saben sentir y pensar.

Jueves 3 de enero. El viaje creador hacia las separaciones o los divorcios. ¿Pasar del amor al odio o a la indiferencia? A veces el apareamiento como modelo de convivencia lo define todo. ¿Se puede amar sin aparearse? El vinculo habla con el cuerpo.

Viernes 4 de enero. De este, mi diario, a La Astucia del Cuerpo, ese otro mi próximo libro. Puedo brincar de una narrativa a otra sin problemas. Es más. Me gusta que ocurra.

Sábado 6 de enero. Los Detectives Salvajes. Le pregunté porque lloraba. El amor me dijo. La fidelidad es una mierda, pero no sé vivir mi deseo sin sentir culpa. Como si fuera responsable de dañar lo que amo. Aun así, no debo renunciar. Me gusta mucho que me deseen.

Lunes 8 de enero. Hoy a la mañana Buenos Aires me preguntó cuando pensaba volver. Siempre le respondí. Creo que hoy a la noche Madrid, después de clase, me preguntará lo mismo.

Martes 9 de enero. Vía Subterránea. Juan Carlos Torres Ochoa. Tan de dentro lo que explota. “Encrucijadas. Una elección un abandono. Renunciar a un camino.” Y así vamos explotando por ahí. Los humanos.  Renunciar es la norma.

Miércoles 10 de enero. Tankred Dorst. Muerto el uno de junio de 2017. Dialogo de su obra teatral La mancha azul en la pared. El: Siempre fuimos tres. Ella: Tu y yo. El . ¿Quién ¿ Di. Ella: La muerte.

Jueves 11 de enero. El frio. Ahí afuera el calendario se expresa con toda coherencia. En mi siesta se acumula la soledad que castiga mi piel. Algo debería pasar.

Viernes 12 de enero. 42 años mas tarde. Sandra Selles dice:” …en las clases de Teatro de Mundo Nuevo nos enseñabas a seguir adelante.  Luego vino la dictadura y saliste del país de un día para el otro.”” Mas cosas dice Sandra y yo digo que quiero seguir adelante porque no hay otra salida que seguir buscando por donde se puede entrar a eso que podemos vivir o a eso que podemos crear.

 

 

 

 

8 Comentarios

  1. Maria Gainzarain
    | Responder

    La crítica interna y mi sensibilidad luchan por respirar con los mismos pulmones. Unos tiempos ella tenía el poder y el respiradero , la otra desaparecida. Otras veces la sensibilidad sin control llevaba las riendas y cortando el aire de la crítica . Ésta nunca me lo perdonó, cómo se encontró hinchada y azul, me lo recuerda constantemente.Ya cansada tuve que ceder un pulmón a cada una , a partir de ahí mi respiración se volvió acompasada, y la voz era mucho más clara, la lucha se libraba en la tráquea y le daba tiempo a componerse🙂

  2. Alexis Gómez
    | Responder

    Sin duda cada diario, un complejo devenir del ser, cada día una escena, cada frase una emoción, invitando a la otra. Un cúmulo de cosas. Verdad tiempo presente, pasado, horizonte, vida, muerte; pero en cada una de estas letras la pluma y pincelada de un ser que constantemente se vive preguntando, hablando así mismo para enredar a la muerte.

  3. John Viana
    | Responder

    Gracias Maestro , leí tu diario 47 y cómo impulsado por algo, me devolví hasta el diario 20 siempre es hermoso aprender de vos. Sos mi maestro en la distancia. Te quiero mucho mi querido Jorge.

  4. Ariel Bachter Diaz
    | Responder

    Es una notable aproximacion a la existencia en eso de lo cotidiano que siempre se escapa.

  5. Noam
    | Responder

    Seguimos remando maestro.

    Gracias por compartir tu diario querido.

    Poema que quiero compartir, escrito está mañana con niebla del alba, para servir.

    …………………………………………………………………..

    Muchas cosas se ven enlazados
    con vetos de colores que nos sugieren soñar.

    Lazos, algodón desilado, humo con miel.

    Cuéntale a la criatura que mire para aprender,
    deseando está que sea frente a frente de un ser.

    Nudos por desenredar, seda por arrugar,
    pinceles sin usar.

    Letras, textos, formas y números con lo que crear, quieren jugar,
    quedan en otro cuarto de estar.

  6. Aisha de Armas
    | Responder

    De vez en cuando y cada vez más deberíamos ceder la voluntad a esa astucia del cuerpo y ejercitarse en manos de la intuición… Dejarnos mecer por la fe-motor. Nuestra la divinidad.
    Gracias.

  7. MIgual Escutia
    | Responder

    El artequipo como bálsamo de esta vida sin so lución. Nostalgia de esa mano pequeña.

  8. MIgual Escutia
    | Responder

    Perdonad la precipitacion.

Dejar un comentario