El Tiempo Encontrado. Diario cincuenta y nueve.

Publicado en: Entradas | 6

Diario 59.

Viernes 25 de octubre. Valencia. El cierre. Siete funciones de Macbeth y un equipo que se consolida. Lo pedagógico alimenta las funciones y viceversa. Estamos donde debemos estar. Hay mas alumnos para recibir la técnica que publico para recibir nuestros proyectos.

Sábado 26 de octubre. Democracia. Trozos de libertad que nos comemos para que el sistema nos devore. Es el modelo.

Domingo 27 de octubre. Vicente Genovés. “Con Eines se empieza jugando a las canicas y se acaba haciendo Macbeth.”

En las calles de Barcelona la izquierda también tiene algo que decir. Recortes Cero no debe recortar ni sus exigencias ni sucumbir a las contradicciones. Hay que repartir ilusión. Eso también es riqueza.

Lunes 28 de octubre. Valencia. De despedida me caigo de cabeza al suelo. La pata de una cama destroza mi ansiedad. Me he caído entres ciudades. Barcelona. Medellín y hoy Valencia. Mas duro será levantarse.

Martes 29 de octubre. Tengo ansiedad oral y escrita.

Miércoles 30 de octubre. Gaby. El sobrino. Tendrá que perder una mujer para ganar otra vida.

Jueves 31 de octubre. Algunos padres chilenos no entienden. Sus hijos a quienes nunca le falto nada saliendo a la calle contra el ejército. Tirando piedras. Guerreando por valores. La mujer. La justicia. Pinochet y Piñera un solo corazón.

Viernes 1 de noviembre. Piñón. El protector del olvido.

Sábado 2 de noviembre. Los olvidados que eran mejores que todo esto. Lucho con mi memoria y siempre pierdo. Quiero recordar.

Domingo 3 de noviembre. La política lo invade todo. Las promesas se hacen para no cumplirlas. No hay amor, solo cambios de pasión. Nos impulsa lo nuevo que hay que exhibir en las redes.

Lunes 4 de noviembre. El infierno de lo cotidiano. Eso que condena y salva al mismo tiempo. Lo sucio que nutre y deprime. La cocina de la vida no debería matar el deseo de vivir.

Martes 5 de noviembre. El amor incendia con lentitud. Asusta. Se paga mal y bien. Nos salva del universo mezquino. Da esperanza donde no la hay. Un escondite donde uno se encuentra con el otro y a veces hasta se encuentra a sí mismo.

Los regalos de mi madre.

Miércoles 6 de noviembre. Antón Chejov. “La historia lo justifica todo en este mundo”

Jueves 7 de noviembre. Manda el mercado. Para todo. Mercado para el no a la monogamia. Mercado para el feminismo. Mercado para pasar del traje al chándal. Mercado para el no al populismo. Nos queda solo el mercado.

Viernes 8 de noviembre. Si quiero ayudar a los que no se atreven, a los que tienen miedo, solo tengo una opción. Atreverme. No tener miedo. Y no morir en el intento.

Sábado 9 de noviembre. Una mañana de invierno. Tan fría y bella. Solo. Mirando el vacío. No hay bien que dure cien años.

La acción desgasta. Sobre todo, al que no la usa ni la tiene.

Domingo 10 de noviembre. Elecciones. Voy a votar, me voto, pero no quiero ser Senador.

Todos tenemos la opción de fracasar. En cada cosa realizada. En la vida en general. ¿Porque no? Ahora bien. Coincido con mi amigo Samuel. Se trata de aprender a fracasar mejor.

Nada vuelve igual. Incluso los fracasos pueden volver mejor.

Volvió la luna en el Macbeth. Esa que nació con Dany Méndez y Alex. Creció distinta con Florencia Lorenzo y Pablo y ahora vuelve para que Ana y Carmen la acaricien. Como nunca hasta ahora había ocurrido.

Vuelve El Trinche. Acariciando sus perezas. ¡Dámela a mí! Acción y pelota.

Lunes 11 de noviembre. Tengo que aprender a encontrar la belleza detrás del tiempo. El pajarito negro me llama Mendieta y yo lo escucho. Y lo que más me gusta, ahí hay belleza y su cuerpo se entiende muy bien con el mío. Que cosa mas bella.

Martes 12 de noviembre. El tiempo no regresa, Añeja fantasía inalcanzable. ¿No…?

Hallar un cuerpo al cual no poder renunciar, como un kit de supervivencia. Un gesto. Quizás un solo gesto para sobrevivir a la perdida. El resto. Eso que da sentido.

 

 

 

 

6 Comentarios

  1. José Luis Mellado
    | Responder

    Aprender a fracasar mejor… Grande hermano, lo venimos haciendo desde hace mucho… Sostener la utopía. Lo que no tengo claro es que sea fracasar o el único éxito posible… sigo con la misma duda desde que un día me atreví, siendo niño, a pensar y sentir sin apoyo.

  2. Jou Kotton
    | Responder

    No hay tanta basura en el mercado como este hombre supone. Algo mas seguro que existe.

  3. Fabiola Pavetto
    | Responder

    Con Eines tenés que jugar-te. No existen medias tintas.

  4. Eduardo cossavella
    | Responder

    La lucha entre la luz y la oscuridad es eterna, es en los crepúsculos dónde reina cierta calma y el mercado deja un hueco de libertad.

  5. Noam
    | Responder

    Admonición en el intento para el saber, ser,
    para salir de lo adocenado, para no seguir al ganado enfadado.

    Adolecer por la moda, por el sistema, para satisfacer. Adrede esta para…no ver, no saber, no poder?

    Al observar a las mariposas en la nieve,
    aducir queda por ellas, por ver si se mueven.

    Un actor adusto, un método advenedizo, todo vale por un busto.

    Dar, actuar para el otro termina en un factor multiplicador,
    puede que rápido o lento, para los dos técnicamente revelador.

  6. Susana Inés Pérez
    | Responder

    Leo este diario 59 tras haber leído y comentado el diario número 60. Pasamos del tedio a la política. Y se mantienen los regalos de la madre. La veo contigo, Jorge. Todo tiene que ver con el compromiso, nuestro compromiso. Te repito lo que dices en La astucia del cuerpo: la técnica es difícil de comprar y difícil de conseguir. Eso es lo más valioso que tenemos. Por lo que trabajamos día a día. En tus palabras: “Los que hacen buen teatro asumen otras maneras de compromiso. Entre lo social y lo individual. Se cabalga como se puede. El arte sabe hacer eternos equilibrios. Entre lo efímero y lo real. Es su campo de juego”. Sigamos jugando en las fronteras. Claudio y yo seguiremos trabajando todo este mes para armar una narrativa entre El trinche y nuestra forma de hacer teatro, para producir el encuentro entre los profesionales del teatro y los académicos, para expandir la teoría desde la praxis y su valor, para crear diálogos enriquecedores. Estamos contigo. En España y en Argentina. Abrazotes.

Dejar un comentario